La mayoría de las recetas dulces que publico en el blog las suelo hacer los fines de semana porque de diario “intento” quitarme el azúcar todo lo posible lo cual consigo con dudoso éxito.
Este fin de semana se ve que estaba inspirada y he tenido el horno, la hornilla y la Kitchen Aid a pleno rendimiento en lo que al dulce se refiere todo lo cual iré publicando para compartirlo con todos vosotr@s.
El caso es que ayer mi amigo Juan Carlos, al que también le encanta la repostería, y una servidora, estuvimos un buen rato mandándonos mensajes con el móvil de todo lo que iba saliendo de nuestros respectivos hornos, vaya, que me dio un empacho “telecomunicativo azucarero” con tanto mensaje, es más, me parecía que iba engordando por segundos, así que inmediatamente me puse a buscar la receta que hoy os traigo al blog para equilibrar un poco el asunto.
Es una receta de lo más sencilla pero también de lo más resultona y como se sustituye parte de la mayonesa por yogur la receta queda un poco más ligera que es de lo que se trata.
Pues nada a todas las que como en mi caso se hayan comprado un bikini nuevo que quieran estrenar,  y especialmente a mi amigo Juan Carlos que en todo caso se habrá comprado un bañador y no un bikini, va dedicada esta receta.
Ingredientes:
2 puerros pequeños 
2 huevos cocidos
3 cucharadas colmadas de yogur cremoso desnatado
2 cucharaditas colmadas de mayonesa suave
2 cucharadas de mostaza, la que más os guste
3 cucharadas de aceite de oliva 
1 ajo pequeño rallado
Sal
En primer lugar ponemos a cocer los puerros (solo la parte blanca) en rodajas al vapor a ser posible para que conserven el máximo de sabor. Yo los suelo cocer en la olla rápida con el accesorio de vapor y tardan tan solo tres minutos.
Una vez tiernos apartamos y esperamos que se enfríen.
Cuando estén fríos los ponemos en una fuente y aliñamos con un poco de sal, aceite de oliva y el ajo rallado.
Ponemos por encima del puerro los huevos cocidos en rodajas y les echamos un poco de sal.
Finalmente haremos la salsa mezclando el yogur, la mayonesa y la mostaza y la echamos por encima de los puerros y el huevo.
Listo para comer.
Print Friendly, PDF & Email