La coliflor es la verdura que más le gusta a mi marido y ello me “obliga” a esmerarme un poquito más a la hora de hacer recetas con coliflor. Realmente mi marido no es nada delicado y como le gusta tanto tiene suficiente con que la cueza y se la aliñe un poquito. Así da gusto.
Pero una que busca y rebusca y a veces se complica la vida un poco más de la cuenta, intenta quedar en plan reina de su casa y no se conforma con poco.
El caso es que pensé hacerla como una especie de ensaladilla rusa (aunque con el punto templado de los gambones) y el resultado me ha encantado.
Además he aprovechado que tenía un par de alcachofas huérfanas en la nevera para hacerlas a la plancha y acompañar a la coliflor, que para eso las alcachofas son mi verdura preferida.
En resumen que os animo a que hagáis esta receta que os va a encantar, y sobre todo la quiero dedicar a los que no os gusta demasiado la coliflor porque en este caso no se nota tanto la intensidad del sabor que la misma tiene.
El plato entre tanta preferencia me ha quedado como una especie de tu (coliflor) y yo (alcachofa). 
Que romántico…
Ingredientes:
Media coliflor
1 lata de atún
2 huevos duros
3 o 4 cucharadas de mayonesa
5 gambones pelados
4 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Alcachofas a la plancha (opcional)
Cocemos la coliflor hasta que esté tierna pero no demasiado deshecha. Escurrimos del agua de cocción, apartamos y reservamos hasta que se enfríe.
Mezclamos la coliflor troceada con los huevos duros (que habremos cocido previamente), el atún y la mayonesa. 
Por último añadimos los gambones que habremos salteado en una sartén con el aceite que también añadiremos a la coliflor.
Sazonamos al gusto y lista para comer. 
Print Friendly