Que mis compañeros
me ofrecieran impartir en su día un taller gastronómico del que ya os hablé en
el blog y que podéis ver aquí fue estupendo, pero que me propusieran de nuevo
que impartiera otro taller de cocina pues que queréis que os diga, me hizo
mucha ilusión.
Y no creáis, que ha
pasado más de un año y medio desde que di el anterior pero es que una tampoco
se dedica a esto, vaya, que aparte de cocinar hay que trabajar para pagar las
facturas y esas cosas. Finalmente el pasado viernes y después de mucho cuadrar
y descuadrar fechas se llevó a cabo el taller que hoy os vengo a contar.
Esta vez me decidí
por un taller que bajo el título “Un menú para sorprender” pretendía darles a
conocer recetas que hago en casa cuando aprieta un poco el calor y que son
fáciles del todo cuando tienes invitados, además de que como algunas de las
recetas llevan ingredientes que no solemos utilizar en nuestras cocinas del día
a día, junto con técnicas que como el ahumado tampoco es que, por lo menos una
servidora, utilicemos habitualmente haciesen que el taller fuese ameno y
divertido.
Las recetas que
cocinaron mis compañeros y que os iré subiendo al blog fueron:
–      
Rollitos de pasta filo con
sobrasada, queso camembert y cebolla pochada.
–      
Ensalada de champiñones y peras.
–      
Brochetas de pollo satay.
–      
Salmón ahumado al te verde con
crema de hierbas.
–      
Panna cotta de naranja con
mermelada de naranja.
 Aquí os pongo algunas de las fotos para que
veáis lo aplicados que fueron todos porque trabajando en grupos hicieron las
recetas en tiempo record, así da gusto. Entre estas primeras fotos está la del anfitrión
Marco Antonio que nos recibió de lujo:
Todos con las manos
en la masa y super aplicados.
Fotos de grupo, una
servidora copa en mano con el delantal negro.
Y la comida comenzó
a salir y a ser degustada.

El resumen de esta
experiencia pues creo que ha sido muy positivo ya que no solo no quedó nada de
lo cocinado sino que todos comentaban que repetirían alguna u otra de las
recetas que habían hecho. Pasamos un día estupendo en buena compañía y eso se
vió reflejado en las caras de todos nosotros y en los platos por supuesto.
Y al final del todo
una infusión y un poquito de relax por favor…
Muchas
gracias a tod@s!
Print Friendly