Casi ni me creo que lleve prácticamente un mes sin publicar nada de nada.

Y no es que no haya cocinado este mes, lo que pasa es que la cuesta de enero no es solo monetaria sino que las barrigas también la notan, es decir, que te piden verde que te quiero verde después de los excesos navideños.

La receta que hoy os traigo es una deliciosa de verdad lasaña de verduras que creo que haréis y repetiréis porque aparte de sana está riquísima.

Así que ya sabéis si queréis daros un festival de los buenos este fin de semana preparad esta lasaña.

Espero que os guste.

lasaña-de-verduras

Aquí podéis ver la cremosidad de esta lasaña

ración-lasaña-de-verduras

Ingredientes para 3 personas:

(aunque con la cantidad que os voy a dar de relleno sale para el doble, yo congelé la mitad de relleno y tengo para otra vez)

Para el relleno:

1 nabo

2 zanahorias

1 rama de apio

5 champiñones

1 puerro

1 calabacín

Medio pimiento rojo

800 grs. de tomate triturado ( una lata de las grandes)

1 cebolla

4 ajos

1 guindilla

2 cucharadas de hierbabuena seca

1 cucharada colmada de orégano

1 cucharada colmada de tomillo

1 cucharada colmada de azúcar, para contrarrestar la posible acidez del tomate

13 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal

Para la bechamel:

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

3 cucharadas colmadas de harina

800 ml. de leche semidesnatada

Pimienta negra molida

Nuez moscada

Sal

10 placas de pasta de lasaña

1 bola de mozzarella fresca

Una cucharada de mantequilla

Queso curado manchego rallado

Lo primero que vamos a hacer es la salsa de tomate porque el relleno tiene dos pasos, primero la salsa y luego el resto de verduras que también cocinaremos y uniremos a la salsa.

Ponemos en una sartén a sofreir con 7 cucharadas de aceite la cebolla pelada y cortada en juliana, los ajos pelados y troceados y la guindilla. Pasados unos 5 minutos añadimos el tomate triturado, la hierbabuena, el orégano, el tomillo, el azúcar y algo de sal. Sofreimos a fuego medio durante unos 30 minutos a fuego medio hasta que veamos que el tomate se ha frito, añadiendo más sal o azúcar si fuera necesario. Apartamos y reservamos.

Aparte pelamos el nabo y las zanahorias y las trituramos junto con el puerro, el apio, los champiñones, el calabacÌn y el pimiento rojo. Yo utilicé el robot de cocina para triturar la verdura en trozos muy muy pequeños. Ponemos 6 cucharadas de aceite en una sartén y sofreimos la verdura a fuego medio con un poco de sal durante unos 10 minutos, hasta que veamos que ha reducido casi a la mitad.

Una vez hecha la verdura mezclamos con la sala de tomate y volvemos a poner la mezcla al fuego durante unos 5 minutos para que se integren los sabores, teniendo además en cuenta que la mezcla no debe quedar demasiado líquida. Apartamos y reservamos.

Ahora llega el momento de la bechamel y para ello pondremos el aceite en una sartén y seguidamente añadiremos la harina para que no sepa a crudo. Después iremos añadiendo la leche poco a poco intentando que no salgan grumos. Finalmente salpimentamos al gusto y añadimos una pizca de nuez moscada rallada.

Y con todo esto hecho el resto de la receta es coser y cantar.

Cocemos la pasta conforme indique el fabricante y una vez cocida vamos montando la lasaña.

Utilizaremos una fuente apta para horno y en la base pondremos un par de cucharadas de bechamel, encima placas de lasaña, relleno, un par de cucharadas de bechamel y mozzarella. Luego repetimos con placas de lasaña, relleno, un par de cucharadas de bechamel y mozzarella y finalizamos con otra capa de placas de lasaña.

Echamos por encima la bechamel restante, queso rallado al gusto y la mantequilla en trocitos y metemos en horno precalentado a 200º horneando durante unos 15 minutos.

Pasado ese tiempo sacamos del horno y ya solo nos queda comer y disfrutar.

Print Friendly