Estamos en plena temporada de caballa, y yo que soy muy fan de este pescado cada vez que voy a la pescadería y las veo me tengo que llevar a casa algún ejemplar sí o sí.

La caballa es un pescado azul con un sabor intenso y riquísimo, hoy os propongo hacerla como si fuera para conserva aunque yo finalmente no suelo hacer conservas porque nos las comemos sobre la marcha con un poco de pan con tomate, en ensalada…

Espero de verdad que aprovechéis este pescado ahora que está de temporada y que os guste esta sencilla receta.

caballa-en-aceite

Así recién asada a la sal ya está rica rica

caballa-a-la-sal

Ingredientes:

2 caballas grandes limpias de tripas y sin la cabeza

Sal gorda para hornear

20 granos de pimienta negra

2 hojas de laurel

Aceite de oliva virgen extra

 

Ponemos en una fuente para horno una buena capa de sal y encima las dos caballas separadas entre sí.

Cubrimos de sal las caballas por todas partes haciendo como dos montañitas.

Horneamos en horno precalentado a 200º durante 1 hora aproximadamente, hasta que veamos que la costra de sal está dura.

Pasado ese tiempo sacamos del horno, rompemos la costra de sal y sacamos las caballas.

Esperamos que estén templadas casi frías para quitar las espinas y la piel y dejar solo los lomos.

Echamos los lomos de las caballas ya fríos en un recipiente de cristal y añadimos la pimienta en grano y las hojas de laurel.

Cubrimos con aceite de oliva virgen extra.

Metemos en la nevera y listas para comer y disfrutar.

Print Friendly, PDF & Email