Pero bueno esto que
es, que llevo un mes sin publicar! Y es que no me he dado ni cuenta porque he
tenido bastante lío este mes y un día por otro pues eso, que el día no tiene
más horas que sino las ocuparíamos también.
Y es que a veces
creemos que somos super womans y va a ser que no, o casi no.
Pero no os penséis
que aunque no haya publicado no he cocinado de eso nada, de hecho para muestra
un botón, bueno mejor dicho una tarta, la que hice hace un par de semanas con
ocasión de que mi cuñada pitiusa nos visitara.
Hace apenas unos
meses que sabe que es intolerante al gluten y claro cada vez que viene de
visita me pregunta si puede comer alguna que otra tarta que hago para la
ocasión. Como esta vez me acordé y sabía que me iba a preguntar me adelante y
le dije que sí la podía comer aunque claro por la falta de experiencia con el
tema de las intolerancias le añadí los bombones que no puede comerlos, aunque
ella le quitó el adorno a la tarta y se comió un trozo así que todos felices.
La tarta que la
tenía pendiente desde no se cuando es super fácil de hacer y además de estar
muy rica es bastante vistosa, así que podéis seguir siendo super womans porque
os quitará poco tiempo y ni lo notareis.

Ingredientes:
Para la parte de
queso:
250 grs. de queso
de untar
2 huevos
1 yogur griego
azucarado
1 medida del yogur
de azúcar
1 medida del yogur
de Maizena (harina de maiz)
200 ml. de nata
para montar
Para la parte de
chocolate:
100 grs. de
chocolate para fundir
2 cucharadas de
Cointreau (licor de naranja)
20 grs. de
mantequilla
100 ml. de nata
para montar
Para adornar 4
bombones de Ferrero Rocher y un poco de chocolate blanco para fundir
Batimos todos los
ingredientes de la parte de queso con la batidora hasta conseguir una crema.
Untamos un molde
redondo pequeño con mantequilla y echamos la crema de queso.
Horneamos a 180º
durante unos 25 minutos con calor arriba y abajo, teniendo previamente el horno
precalentado.
Una vez horneada
sacamos del horno y dejamos que se enfríe.
Ahora prepararemos
la parte de chocolate y para ello calentamos en una cazo la nata junto con el
licor hasta que empiece a hervir, momento en el que retiramos del fuego y
añadimos el chocolate troceado. Mezclamos hasta que el chocolate esté bien incorporado
y derretido y añadimos por último la mantequilla en trocitos mezclando bien
hasta que se derrita y esté igualmente integrada en la mezcla.
Echamos la crema de
chocolate sobre la tarta de queso que al irse enfriando habrá bajado
considerablemente y dejado un hueco en el centro que será el que rellenaremos
con el chocolate.
Dejamos que se
enfríe durante un par de horas a temperatura ambiente.
Por último
decoramos con los bombones troceados y unos hilos de chocolate blanco que
derretiremos al baño María o en el micro a intervalos de 20 segundos.

Lista para comer y
disfrutar.
Print Friendly