Ya estamos en Semana Santa casi sin darnos cuenta, en mi caso sin darme cuenta directamente y es que de verdad de la buena que se me está pasando el año volando, tan es así que el otro día hablando con mi madre sobre qué hacer en Semana Santa le dije que todavía quedaba bastante y cuando me dijo que faltaban dos semanas por poco me da algo.
Y yo con estos pelos y sin haber planeado nada. Bueno, tampoco es que tuviera grandes planes: descansar, salir con los amigos y disfrutar de las comidas típicas de la fecha. (Pensándolo bien si son grandes planes)
Después de la conversación con mi madre me vino a la mente el maravilloso potaje que ella suele hacer con panecillos de bacalao, a ver si lo hago y lo pongo en el blog, y también me puse a pensar en el montón de comidas típicas de estas fechas que existen.
Muchas veces creemos que son difíciles, o que son muy calóricas, y he pensado en poner esta receta de potaje que nos gusta mucho en casa y que es:
1.- Un potaje, típico de la época, aunque yo lo hago durante todo el año.
2.- Es vegetariano y tiene poca grasa, pero tiene la posibilidad de que finalmente si queréis le añadáis bacalao desalado y os quedará que ni os cuento.
3.- Es express porque he utilizado legumbres ya cocidas de bote y además he usado la olla rápida, qué gran aliada para las prisas, y así nos queda cantidad de tiempo para salir a pasear a la calle que en estas fechas huelen a azahar y a estrenar la ropa que solemos comprarnos de temporada para estos días y que al final no te pones porque por la noche suele hacer frío, no falla.
En resumidas cuentas, que quizá si te comes solo un plato de este potaje quizá no te de tanto remordimiento comerte después una torrija, o arroz con leche…que no solo de potajes vive el hombre.
Ingredientes:
(para 4 o 5 personas)
400 gramos de garbanzos cocidos
200 gramos de alubias blancas cocidas
1 zanahoria
1 tomate
5 ajos
1 pimiento rojo
300 gramos de espinacas frescas
1 litro de agua
1 pastilla de caldo vegetal (lo suelo utilizar de cultivo ecológico de la herboristería)
Media cucharadita rasa de pimentón dulce o ahumado
3 cucharadas de aceite de oliva
Colorante alimentario
Sal
Se sofríe ligeramente en la olla con el aceite la zanahoria pelada y cortada en 2 o 3 trozos, el tomate partido en dos, los ajos pelados y enteros y el pimiento rojo en cuatro trozos. A continuación añadimos el pimentón y seguidamente el agua.
Cerramos la olla y cocemos a mitad de presión durante 5 minutos.
Apartamos del fuego y cuando se pueda abrir la olla la abrimos y sacamos la verdura que batiremos con la batidora.
Añadimos a la olla las espinacas troceadas, la verdura triturada, las legumbres cocidas y el colorante alimentario y dejamos cocer sin tapar durante unos 20 minutos aproximadamente. Durante la cocción añadimos la pastilla de caldo vegetal y la sal.
Transcurrido ese tiempo apartamos del fuego cuando veamos que tiene el espesor que nos guste y listo para comer.
NOTA: podemos sustituir las espinacas por acelgas y también como ya dije más arriba se puede añadir trozos de bacalao desalado cuando añadamos las espinacas.
Print Friendly, PDF & Email