Esta receta no se ni la de tiempo que hace que la tengo.
Me la dio mi marido que a su vez se la pidió a una compañera de colegio hace bastante tiempo, y como en la receta no viene el nombre pues no se la autoría.
Es una mousse muy densa y con un sabor intenso a chocolate solo apta para muy chocolateros, y por lo que se ve mis amigos lo son porque las seis que hice volaron cuando las puse en la mesa.
La base de la mousse fue fruto de la casualidad ya que tenía bizcochos sacando la bandera y pidiendo a gritos ser utilizados a lo que había que unir una lata de frutas del bosque que compré vete a saber para qué y que ya estaba cansada de ver en la despensa, o como dice mi marido has comprado algo muy muy preciso por lo que se ve…ejem.
En definitiva que ponerle o no base a esta mousse no va a variar su sabor que os aseguro os va a encantar.
Ingredientes:
(para seis mousses individuales)
150 grs. de chocolate de cobertura, en mi caso al 70 % de cacao
150 grs. de mantequilla, no, nunca, margarina
3 cucharadas colmadas de azúcar glass
3 huevos
3 cucharadas de licor de naranja tipo Cointreau
1 pizca de sal
Para la base:
6 bizcochos de soletilla, de los blanditos
Una lata de frutas del bosque de 300 grs.
2 cucharadas colmadas de azúcar glass
En primer lugar pondremos al baño María el chocolate con la mantequilla y el licor hasta que el chocolate se derrita y se nos quede una crema suave. Apartamos y reservamos hasta que la mezcla pierda un poco de calor y se quede templada.
Aparte batimos muy bien las yemas con el azúcar, a poder ser con el batidor de varillas hasta que doble su volumen ya que cuanto más aire coja la mezcla más cremosa quedará la mousse.
Añadimos las yemas al chocolate y mezclamos con movimientos envolventes.
Montamos aparte las tres claras de huevo con una pizca de sal hasta que se queden firmes, como si fueran para merengue.
Añadimos las claras a la mezcla de chocolate igualmente con movimientos envolventes.
Por últimos procedemos al montaje de los vasitos poniendo en la base de cada uno un bizcocho desmigado y mojado con un poco del líquido de la lata de frutas del bosque que habremos mezclado con una cucharada de azúcar.
Encima del bizcocho pondremos unas cuantas frutas del bosque y espolvorearemos por encima un poco de azúcar.
Finalmente echamos por encima la mousse de chocolate repartiendo entre los seis vasitos.
Metemos en el frigorífico durante unas cuatro horas.
Pasado ese tiempo ya tendremos cuajada la mousse y solo nos queda comer y disfrutar.
NOTA: la próxima vez creo que en vez de fruta le voy a poner mermelada de naranja dulce que con el chocolate está de vicio, y los bizcochos los mojaré con un poco de Cointreau.
Print Friendly