(gracias Inés)
La verdad es que esta receta es tan, tan, tan fácil, que cuando mi amiga Inés me la dijo creía que no iba  a ser tan resultona. Me equivocaba.
Cada vez que la hago es un éxito porque es muy cremosa y es ideal para los amantes del queso como es mi caso, además de ser la preferida de mi marido.
Al respecto de las tartas, flanes, puddings de queso he de decir que he probado y he hecho multitud de versiones porque creo que indiscutiblemente las tartas de queso y las de chocolate son las reinas de los postres.
Esta de la foto la hice anoche y nos la comimos en casa de unos amigos.
Inés muchas gracias por darme esta receta y un besote.
Ingredientes:
( he utilizado un molde redondo de 23 cms. de diámetro)
1 tarrina de queso de untar de 300 grs.
1 lata pequeña de leche condensada
1 medida y media de leche de la lata de leche condensada
3 huevos
3 rebanadas de pan de molde
Caramelo líquido
Se baten juntos todos los ingredientes.
Se echa caramelo en la base del molde y se añade lo que tenemos batido.
Se mete al horno al baño María, temperatura de 180 º arriba y abajo, durante aproximadamente 35 minutos o hasta que al pinchar con una varilla salga limpia. 
Finalmente se saca del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de desmoldarlo y comérnoslo.
NOTA: el agua para el baño María suelo ponerla caliente sobre la placa del horno antes de meter el molde porque con eso aceleramos el proceso de cocción.
Print Friendly