A veces hacemos una comida o una cena para invitar a los amigos donde intentamos sacar lo mejorcito de nuestra cocina, y en ese ir y venir de platos que nos lleva prepararlos mucho tiempo, a veces dejamos para el final hacer el postre o simplemente se nos echa el tiempo encima y no hacemos ninguno.
Este brownie es muy socorrido para esos casos porque se hace en muy poco tiempo y la elaboración previa tampoco es tan complicada. 
Además si lo hacemos después de habernos esforzado en preparar una buena cena o comida quedaremos como reyes.
Ingredientes:
( he utilizado un molde de vidrio cuadrado resistente al microondas)
Para el brownie:
3 huevos
3 cucharadas de azúcar
100 ml. de nata para montar
125 grs. De chocolate negro de cobertura
125 grs. De mantequilla
Medio sobre de levadura en polvo
3 cucharadas colmadas de harina
10 nueces peladas y troceadas
Para la cobertura:
75 grs. De chocolate negro de cobertura
2 cucharadas de licor ( he usado Cointreau, licor de naranja)
2 cucharadas de nata para montar
25 grs. De mantequilla
Primero troceamos el chocolate y la mantequilla y lo ponemos en un cuenco junto con la nata. Metemos el cuenco en el microondas 1 minuto hasta que se derritan el chocolate y la mantequilla. Lo sacamos y removemos bien de manera que se haga como una crema. Reservamos.
Aparte batimos los huevos con el azúcar y añadimos la crema que tenemos reservada que ya estará templada. A continuación añadimos la harina y la levadura y por último las nueces.
Untamos el molde con un poco de mantequilla, echamos la masa y metemos en el microondas unos 6 minutos a potencia máxima.
Por último sacamos el brownie del microondas y esperamos que se enfríe un poco para echar por encima la cobertura que haremos mezclando todos los ingredientes y metiéndolos en un cuenco en el microondas un minuto aproximadamente hasta que se derritan y se mezclen bien.
Enfriamos a temperatura ambiente, lo cortamos en trozos y a comer.
NOTA: nos lo hemos comido con helado de vainilla y el contraste es buenísimo.
Print Friendly