Primera
entrada del año con la que lo primero que quiero es desearos un año nuevo lleno
de cosas buenas y además que las disfrutéis, y por supuesto ya que lo nuestro
es la cocina que hagáis muchas recetas ricas.
Enero
es en general el mes de las verduras por el tema de compensar un poco los
excesos cometidos durante las fiestas navideñas, aunque, seamos sinceros, ese
propósito al final nos dura poco y cuando llevamos cinco días a semi
dieta ya estamos pensando en cocinar otro tipo de platos.
Este
que hoy os presento nos ha encantado en casa así que me parece una opción
estupenda y no demasiado calórica para que podáis disfrutar de este plato sin
remordimientos. La receta la tenía apuntada en mi libreta de pendientes aunque la he
variado para adaptarla más a mi gusto, espero que os guste.

Porción humeante todavía…

Ingredientes:
(para
4 personas)
2
rodajas grandes de salmón
2
rodajas grandes de merluza
350
grs. de langostinos crudos
½ litro
de leche semidesnatada
10
granos de pimienta negra
1
hoja de laurel
50
grs. de canónigos
100
ml. de cerveza
25
grs. de mantequilla
1
cucharada colmada de harina
Pimienta
negra molida
Sal
Para
el puré de patatas:
3
patatas grandes
25
grs. de mantequilla
2
quesitos
100
ml. de leche
Sal
Pimienta
negra molida
En
primer lugar haremos el puré y para ello pondremos a cocer un litro y medio de
agua añadiendo las patatas peladas y troceadas cuando el agua empiece a hervir.
Cuando
las patatas estén tiernas apartamos y escurrimos el agua de cocción.
Machacamos
las patatas con la mantequilla, los quesitos y la leche hasta conseguir el
puré. Finalmente salpimentamos y reservamos.
A
continuación ponemos a cocer la leche con el laurel y los granos de pimienta.
Cuando esté hirviendo añadimos el pescado dejando cocer dos minutos una vez
comience a hervir de nuevo.
Colamos
la leche y la reservamos y el pescado lo limpiamos de piel y espinas así como
pelamos los langostinos. Echamos el pescado troceado en una fuente apta para
horno y salpimentamos.
Seguidamente
haremos la bechamel y para ello pondremos a calentar en una sartén la
mantequilla. Cuando se haya derretido añadimos la harina y mezclamos bien. A
continuación echamos la cerveza y cuando se haya integrado vamos echamos la
leche que teníamos reservada poco a poco hasta conseguir una bechamel cremosa.
Salpimentamos, apartamos del fuego y añadimos los canónigos troceados.
Echamos
la bechamel por encima del pescado y cubrimos finalmente con el puré de
patatas. Horneamos en horno precalentado a 200º durante una media hora más o
menos hasta que veamos que el puré se pone de un bonito color tostado.

Una
vez horneado solo nos queda sacarlo del horno servir en platos y disfrutar de
la comida.
Print Friendly, PDF & Email