El otro día sin venir a cuento me vino a la mente, para ser más concretos me atrevería a decir que incluso me dio el olor, de una receta que hace muchos pero que muchos años que no como y que son los boquerones en salsa o salsa de boquerones.
Como no me acordaba exactamente de la receta porque además creo que tan solo la he hecho una vez, llamé a mi madre y le dije que por favor la hiciera este fin de semana.
Y es que la memoria es muy caprichosa porque esta receta me recuerda a cuando era pequeña y mi madre la hacía, además, bastante a menudo. Y mira que la receta en sí tiene poca historia porque no deja de ser un sofrito de toda la vida con pescado.
Así que este fin de semana que por fin he comido salsa de boquerones me han sabido a gloria. Mientras estábamos comiendo le pregunté a mi madre por el origen de esta receta y me dijo que tanto mi padre como ella la habían comido de siempre porque mis dos abuelas la hacían, y es fácil de entender, es una receta que llena bastante y con la que por ejemplo se aprovecha el pescado que nos haya quedado del día anterior. Qué buenas ahorradoras.
Para finalizar os digo que la receta que véis en la foto no la he hecho yo sino mi madre a la que además quiero dar las gracias por habernos cocinado siempre platos tan ricos y nutritivos del que este es solo un pequeñísimo ejemplo.
Ingredientes:
(para 4 o 6 personas dependiendo si es plato único o si lo acompañáis con una ensalada o arroz cocido por ejemplo)
800 grs. de boquerones
2 cebollas medianas
6 ajos
1 tomate rallado
2 hojas de laurel
1 cucharadita rasa de pimentón dulce
2 cucharadas rasas de harina y un poco más para enharinar los boquerones
Perejil
3 vasos de agua
1 vaso de aceite de oliva
Sal
En primer lugar limpiamos los boquerones quitándoles la cabeza y las tripas. Los lavamos y escurrimos, les echamos un poco de sal, los enharinamos y los freímos. Una vez estén fritos (y cuando se hayan enfriado un poco) retiramos las espinas y reservamos los boquerones.
Del aceite de freir los boquerones colamos 4 o 5 cucharadas en una cacerola u olla y pochamos la cebolla picada y el ajo. A continuación retiramos el sofrito del fuego y lo batimos con medio vaso de agua y un poquito de perejil. Reservamos.
En el mismo aceite sofreimos ligeramente el tomate rallado con las dos hojas de laurel y añadimos las 2 cucharadas de harina. Mezclamos bien y añadimos el pimentón y seguidamente para que no se nos queme añadimos el sofrito que teníamos reservado y los 2 vasos y medio de agua restantes. Dejamos hervir todo junto durante unos 10 minutos a fuego medio.
Transcurrido ese tiempo añadimos los boquerones que teníamos reservados y dejamos hervir otros 5 minutos aproximadamente, rectificamos de sal y apartamos.
Listos para comer.
Print Friendly