Pensando en que
receta subir al blog me acordé de este plum cake que lleva bastante pendiente
de publicación.
Y el recuerdo no ha
sido casual porque se han juntado dos cosas la primera que ya mismo empieza a
haber en las tiendas frutas escarchadas con motivo de la Navidad, y a mi que me
encantan me falta tiempo para comprarlas. Normalmente me suelen quedar restos y
aprovecho para hacer recetas como la que hoy comparto con vosotros.
Por otro lado que
se acerca el fin de semana y con las estufas y calefacción a pleno rendimiento
con el frío y la lluvia que estamos teniendo, me parece igualmente que es una
receta a tener en cuenta para alegrar y alargar las sobremesas del fin de
semana.
Espero que os
guste.

Ingredientes:
2 huevos
120 grs. de azúcar
120 grs. de
mantequilla
200 grs. de harina
de repostería
1 cucharadita
colmada de levadura
5 cucharadas de
leche
80 grs. (todo lo
medí en gramos) de licor de almendras (utilicé Disaronno), aunque podéis
utilizar otro licor que os guste
140 grs. de cerezas
escarchadas sin hueso, si no las encontráis todavía podéis utilizar guindas en almíbar
1 ciruela verde
escarchada (opcional)
3 cucharadas
colmadas de coco rallado
Mezclamos la
mantequilla que tendremos a temperatura ambiente con el azúcar hasta obtener
una crema.
Añadimos los huevos
uno a uno mezclando después de cada incorporación, la leche y el licor e
integramos bien.
A continuación
echamos la harina y la levadura.
Por último añadimos
las frutas escarchadas troceadas y el coco rallado.
Untamos un molde
alargado con mantequilla y pondremos en el fondo un trozo de papel de horno que
untaremos igualmente con mantequilla.
Echamos la masa en
el molde y lo metemos en el horno precalentado en el que dejaremos hornear
durante unos 45 minutos a 180 º con la parte de arriba y abajo del horno.
Una vez horneado sacamos
del horno y dejamos que se enfríe completamente antes de desmoldar.

Ya solo nos queda
comer y disfrutar.
Print Friendly