En mi cocina desde que empezaron las naranjas mire donde mire todo lo veo de color naranja. Y no estoy exagerando en absoluto ni tampoco me quejo, ni mucho menos, lo que pasa es que en la zona donde vivo mucha gente tiene naranjos y entre unos y otros me han copado la encimera de la cocina.
Así que pensando en hacer un bizcocho obviamente pensé: de naranja.
Pero pensando pensando al final no hice el bizcocho sino magdalenas que me apetecían más y se cuecen antes.
El resultado lo estáis viendo en la foto. Salieron muy buenas y sobre todo, e importante, al otro día (incluso a los dos días) seguían quedando jugosas.
Y por último ya estáis viendo lo que cunde la masa porque de 3 huevos salieron 24 magdalenas.
Ingredientes:
(para 24 magdalenas)
3 huevos
Medio vaso de los de agua de zumo de naranja
Medio vaso de aceite de girasol
1 vaso de azúcar
1 vaso y medio de harina
1 sobre de levadura
Ralladura de una naranja
1 pizca de canela 
Se baten los huevos a poder ser con el batidor de varillas para que hagan un poco de espuma y se añade el zumo de naranja. Se sigue batiendo y se añade el azúcar.
Seguimos batiendo para que se mezclen bien los ingredientes y añadimos el aceite y por último la harina y la levadura tamizadas, la ralladura de naranja y un poquito de canela.
Vamos rellenando las cápsulas de papel para las magdalenas poniendo dos cucharadas en cada una que viene a ser la mitad más o menos de la cápsula. Echamos azúcar por encima en forma de montoncitos.
Las horneamos a 180º unos 10 minutos aproximadamente o hasta que veamos que están hechas. Las sacamos del horno, las dejamos enfriar y listas para comer.
Print Friendly