Hay que ver lo rápido que se pasan los días, así que nada mejor que algo dulce para el fin de semana, por ejemplo para el café del sábado después de comer.
Las galletas fritas son un clásico de postres tradicionales en muchas casas aunque en mi caso las conocí cuando me vine a vivir a Alhaurín porque en casa no había costumbre de hacerlas.
Las suelo hacer más en verano porque es en esta época del año cuando menos ganas me entran de encender el horno y además porque a mis primos de Andujar les encantan. De hecho mi prima Ana me ha pedido la receta este año, que dicho sea de paso no tiene misterio alguno, y creo que la ha perfeccionado bastante por las fotos que me enseñó. Ya le vale no haberme guardado aunque sea una.
Podéis utilizar galletas tostadas o fritas o del tipo napolitana, al gusto, y el resto de ingredientes pues más sencillos no pueden ser así que no hay excusa para no hacer estas galletas tan ricas. Lo único es que si podéis abusad un poquito de vuestros pinches de confianza porque así mientras uno fríe las galletas el otro puede ir pasando las que ya estén fritas por la mezcla de azúcar y canela e iréis más rápidos.
Ingredientes:
(para 30 galletas)
60 galletas de las tostadas, de las fritas, del tipo napolitanas…
Para el relleno de chocolate:
400 ml. de leche
5 cucharadas colmadas de chocolate instantáneo
75 grs. de chocolate negro de cobertura
Para el relleno de flan:
1 sobre de preparado para flan 
500 ml. de leche
4 cucharas de azúcar (el preparado para flan que utilicé no llevaba azúcar)
Azúcar con un poco de canela para pasar las galletas después de freirlas
2 huevos
Leche para remojar las galletas
En primer lugar haremos los rellenos porque se tienen que enfriar para poder rellenar las galletas. 
Para el relleno de chocolate pondremos a calentar la leche, apartamos del fuego y añadiremos el chocolate de cobertura y el chocolate instantáneo, removiendo bien hasta que los chocolates estén fundidos y se haga la crema bien espesa. Dejamos enfriar.
Para el flan seguiremos las instrucciones del fabricante pero lo haremos con la cantidad de leche indicada y añadiremos el azúcar en su caso. Dejamos enfriar.
Vamos rellenando las galletas unas de chocolate y otras de flan, las pasamos ya rellenas por leche y por huevo y las vamos friendo.
Sacamos, las escurrimos sobre papel absorbente y las pasamos seguidamente por la mezcla de azúcar y canela.
Cuando se enfríen solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly