Que buena, resultona y rápida esta receta.
Os aseguro que la de la foto literalmente voló cuando la puse en la mesa, así que si queréis triunfar no os queda más remedio que hacerla.
Esta receta además es estupenda para hacerla el fin de semana y comértela tranquilamente tomándote un café con los amigos, la familia, y eso sí, no penséis que va a quedar algo para el día siguiente porque normalmente no queda nada. Bueno, eso es buena señal.
Ingredientes:
2 placas de hojaldre (del que sube)
100 grs. de chocolate de cobertura
7 cucharadas muy colmadas crema de avellana (Nocilla, Nutella …)
3 o 4 cucharadas de mermelada de albaricoque
Se extiende una de las placas de hojaldre y se pone sobre ella la crema de avellana dejando sin rellenar un dedo alrededor del filo. Por encima de la crema echamos el chocolate de cobertura troceado.
Tapamos con la otra placa de hojaldre y sellamos los bordes aplastando con un tenedor para que no se salga el relleno. A continuación pinchamos la superficie del hojaldre para que no se infle demasiado en el horno y extendemos la mermelada de albaricoque igualmente sobre la superficie del hojaldre.
Metemos en el horno que tendremos precalentado a 180º-200º arriba y abajo unos 20 minutos aproximadamente, hasta que veamos que la superficie está tostada.
Sacamos del horno, esperamos que se enfríe un poco y a comer.
Print Friendly, PDF & Email