El bizcocho de calabaza y la calabaza en general me recuerdan mucho a Valencia donde se utiliza en multitud de preparaciones de repostería.
Hay un tipo de bizcocho en especial que me encanta y que se hace sobre una especie de pan de ángel y queda muy finito. Acordándome de esto he hecho dos versiones diferentes del bizcocho: una cocida en el horno sobre pan de ángel y la otra como el típico bizcocho en molde de lata.
Ingredientes:
Medio kilo de calabaza
4 huevos
1 yoghurt natural
1 vez la media del yoghurt de aceite mitad girasol y mitad de oliva
2 veces y media la medida del yoghurt de azúcar
3 veces la media del yoghurt  de harina
1 sobre de 12 grs. de gasificante de reposteria ( si no lo encontramos se puede utilizar igualmente un sobre de levadura normal)
Ralladura de limón
Canela
Un puñado de nueces peladas
Un puñado de pasas sin pepitas
Una pizca de sal
Pan de ángel 
En primer lugar se limpia la calabaza y se trocea. Se pone en un recipiente para microondas con un par de cucharadas de azúcar y un poquito de canela. Se mete en el microondas 7 minutos a potencia máxima, se saca y se machaca bien con un tenedor hasta que hagamos una especie de puré y dejamos que se enfríe. Si no lo queremos o podemos hacer en el microondas se puede cocer igualmente la calabaza con un poco de agua, retirándola cuando esté tierna y escurriéndole el agua. El resto del proceso es el mismo.
A continuación comenzamos a preparar el bizcocho y para ello se separan las claras de las yemas de los huevos y se baten las claras a punto de nieve con una pizca de sal ( como si fueran para merengue). Se reservan.
Aparte se baten las yemas de los huevos con el yoghurt, el azúcar, el aceite, la harina y la levadura. Por último se añade la ralladura de limón, el puré de calabaza que teníamos reservado y las claras de los huevos que mezclaremos de arriba hacia abajo para intentar dar más esponjosidad a la masa.
Hasta aquí tenemos lista la masa del bizcocho.
1ª VERSIÓN: Ponemos en una bandeja de horno papel de aluminio y sobre él dos obleas de pan de ángel una encima de la otra. Después con mucho cuidado ponemos un cazo de la masa de bizcocho sobre la oblea y por encima repartimos unas pocas de nueces y pasas y un poquito de canela y azúcar.
Se mete al horno arriba y abajo a 180 º unos 10 minutos aproximadamente y listo.
Os aconsejo que os comáis este bizcocho en el día porque el pan de ángel se emblandece.
2ª VERSIÓN: Se unta un molde de horno con mantequilla y harina y se echa la masa del bizcocho a la que habremos añadido las pasas y las nueces y un poco de azúcar y canela por encima. Horneamos durante una media hora aproximadamente en el horno solo la parte de abajo a 180 º.
NOTA: Con esta cantidad de masa hice tres bizcochos de la primera versión y el resto el bizcocho de la segunda versión.
Las pasas hay que ponerlas en remojo con un poco de agua para que se hinchen antes de utilizarlas en la preparación del bizcocho.
Print Friendly