El otro día me di
cuenta que tenía un montón de paquetes a medias de frutos secos, fruta
desecada, cereales y semillas, utilizados para hacer alguna que otra receta y
después olvidados en la despensa.
Para darle salida a
parte de todo ello decidí hacer unas barritas energéticas mezclando un poco de
aquí y un poco de allá y el resultado me sorprendió para bien ya que quedaron
deliciosas. A mi me gusta comerlas los días en que se que voy a tener una
mañana movida y que desde el desayuno al almuerzo no voy a tener tiempo para
comer nada consistente, aunque casi nunca me como una entera porque la verdad
es que llenan muchísimo.
Finalmente les
añadí también un poco de chocolate en la base por darle más alegría si cabe a
las barritas.
Una vez hechas
aguantan estupendamente en la nevera envueltas en papel de aluminio o en un
bote hermético.
Espero que os
gusten y por supuesto adaptadlas a vuestro gusto.

Ingredientes:
(para 14 unidades)
* Cuando indico un
vaso como medida es de los normales de agua.
1 vaso de copos de
avena
1 vaso de semillas
de sésamo
1 vaso de coco
rallado
1 vaso de avellanas
crudas sin piel ligeramente troceadas (utilicé el mortero para picarlas)
1 vaso de fruta
desecada en este caso utilicé dátiles, arándanos, piña y papaya todo ello
troceado
3 cucharadas de
miel de romero
2 cucharadas de
azúcar moreno
40 grs. de
mantequilla
180 grs. de
chocolate negro al 70% de cacao
Mezclamos en un
cuenco grande los copos de avena, el sésamo y el coco rallado. Reservamos.
En un cazo ponemos
a calentar la fruta, las avellanas, la miel, el azúcar y la mantequilla,
apartando una vez veamos que la mantequilla se ha derretido y el conjunto ya
está caliente y compacto.
Unimos esta mezcla
con los ingredientes secos reservados e integramos. Reservamos.
Ponemos papel de
aluminio en la base de un molde cuadrado y untamos con un poco de aceite.
Derretimos el
chocolate al baño María o en el microondas a intervalos de 20 segundos cada vez
y removiendo.
Una vez derretido
echamos encima del papel de aluminio en el molde y extendemos.
Pasados un par de
minutos echamos encima la mezcla reservada y aplanamos para que quede la
superficie uniforme.
Metemos en la
nevera durante 7 horas.
Pasado ese tiempo
desmoldamos, quitamos el papel de aluminio y cortamos las barritas.

Listas para
consumir.
Print Friendly, PDF & Email