Sí, lo se, en plena operación después de las
vacaciones quiero quitarme ya los kilos cogidos en verano, y muchas otras
frases más que se me vienen a la cabeza, como se me ocurre traer esta receta al
blog.
Lo que pasa es que esta baklava está tan rica
que no me podía aguantar más el compartirla con todos vosotros.
Así que si estabais pensando en hacer algo
dulce este fin de semana os aconsejo de todas todas esta receta que seguro os
va a gustar.

Y con ese chocolate derretido…
Ingredientes:
(he utilizado un molde rectangular de 19x11cms.)
5 hojas de pasta filo que como eran grandes
partí por la mitad obteniendo de esa manera 10 trozos que son los que
necesitaréis para esta receta
80 grs. de mantequilla
50 grs. de almendra molida
120 grs. de Nutella
70 grs. de chocolate negro de cobertura
Para el almíbar:
100 grs. de azúcar
60 grs. de agua
2 cucharaditas de agua de azahar
En primer lugar derretimos la mantequilla y
ayudados de una brocha de cocina untamos el molde con la misma. Encima ponemos
una hoja de pasta filo y untamos bien de mantequilla, repitiendo la operación
hasta poner cinco untando bien de mantequilla cada vez.
Echamos encima de las 5 hojas de pasta filo
las almendras, la Nutella y el chocolate troceado, y repetimos la operación
volviendo a poner una hoja de pasta filo, mantequilla y así sucesivamente hasta
terminarlas.
Doblamos los filos, untamos la superficie con
mantequilla y cortamos con un cuchillo la baklava en cuadrados, este paso es
importante porque si la cortáis al salir del horno se os romperá.
Metemos en horno precalentado y horneamos a
180º con calor arriba y abajo durante unos 15 o 20 minutos, hasta que veamos
que está tostada.
Mientras hacemos el almíbar poniendo todos los
ingredientes en un cazo al fuego y dejando hervir hasta que el azúcar se
disuelva, unos 5 minutos. Apartamos del fuego y reservamos
Una vez horneada la baklava sacamos del horno
y todavía caliente bañamos con el almíbar.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente, y casi
mejor de un día para otro.

Ya solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly