Hace bastante tiempo que hice esta receta y el otro día me di cuenta que no la había subido al blog, error sin duda, porque esta pasta rellena está buenísima.
No hace mucho que me compré una máquina para hacer pasta y la verdad es que sigo encantada con ella, lo cual imaginé que ocurriría desde el primer momento en que la utilicé tal y como ya os comentaba en el primer post que subí al blog con una receta de pasta casera hecha con la máquina y que podéis ver aquí.
En esta ocasión he variado ligeramente la receta para la pasta aunque la harina que he utilizado es la misma que en la receta anterior, harina de trigo duro o recia que me suministra Andrés de El Amasadero. Andrés es un encanto del que “abuso” en el buen sentido de la palabra porque aunque las ventas las hace on-line a través de su página, como lo conozco y vivimos en el mismo pueblo me hace el favor de venderme sus productos directamente con lo cual aprovecho para pedirle consejos sobre todo de recetas para pan que de eso sabe un rato.
Lo ideal es tener una máquina para hacer pasta para poder extenderla y alisarla con mayor facilidad, pero si no la tenéis imagino que si os armáis de paciencia y con un buen rodillo también podréis hacer esta receta.
Ingredientes:
(para 24 tortellis)
Para el relleno de calabaza:
500 grs. de calabaza
100 grs. de queso parmesano
1 cucharadita colmada de orégano
2 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta negra molida
Nuez moscada
Sal
Taquitos de jamón
Para la pasta:
1 huevo y una yema
125 grs. de harina de trigo duro
1 chorreón de aceite de oliva
1 pizca de sal
Para la salsa:
200 ml. de nata para cocinar
100 grs. de queso de cabra
50 grs. de queso Roquefort
1 cucharada de mantequilla
Taquitos de jamón
Para hacer la pasta: batimos el huevo y la yema y vamos añadiendo poco a poco la harina. A continuación añadimos el aceite y la sal y amasamos el conjunto hasta que nos quede una masa compacta pero elástica. Si fuera necesario añadiríamos un poco más de aceite, harina o un poco más de yema de huevo.
Tapamos la masa y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.
Para hacer el relleno: retiramos la piel de la calabaza y troceamos la pulpa que pondremos en un cuenco junto con el aceite de oliva y un poco de sal, pimienta y nuez moscada. Metemos en el microondas unos 10 minutos hasta que la calabaza esté tierna.
A continuación retiramos el exceso de líquido que haya soltado la calabaza, la machacamos con un tenedor para hacer una especie de puré y añadimos el queso parmesano y el orégano. Rectificamos de sal si fuera necesario y reservamos.
Para hacer la salsa: echamos en un cazo la nata y añadimos el queso Roquefort y el queso de cabra al que habremos quitado la corteza harinosa exterior. Ponemos al fuego hasta que se derritan los quesos y añadimos sal si fuera necesario. Apartamos y reservamos.
Una vez hechos los tres pasos anteriores nos dispondremos a hacer nuestros tortellis y para ello dividiremos la masa de pasta en 2 partes iguales. Pasaremos la masa por la máquina comenzando por el número 1 de grosor por el que la pasaremos cuatro veces. Después la pasaremos una sola vez por el número 2, 3, 4 y 5.
Extendemos la pasta sobre una superficie enharinada y cortamos discos redondos de pasta ayudados por un cortapastas u otro utensilio, en mi caso he utilizado un vaso de chupito de boca ancha. En el centro de cada disco pondremos un poco de relleno de calabaza y en el centro un taquito de jamón tal y como se ven en la foto
A continuación pintamos con un poco de agua los bordes y cerramos la pasta presionando ligeramente los bordes dándole forma de empanadilla
Ponemos agua a cocer y cuando comience a hervir añadimos un poco de sal y nuestros tortellis que coceremos unos 8 minutos. Pasado ese tiempo los escurrimos y los pasamos por una sartén con una cucharada de mantequilla.
Por último añadimos la salsa de queso y apartamos del fuego.
Servimos con un poco de orégano por encima y taquitos de jamón.
NOTA: probablemente os sobrará relleno de calabaza pero se puede congelar por si repetís la receta. 
Print Friendly