La pasta en general me gusta muchísimo, incluso cocida y después pasada por la sartén con un poco de aceite y ajo.
Pero bueno el fin de semana que tenía algo más de tiempo empecé a acordarme de una pasta rellena que comí en un restaurante y que me vino a la cabeza tipo flash. Fui de camino a hacer la compra intentando acordarme de los ingredientes y parece que he acertado porque el sabor conseguido es muy parecido.
Es una salsa suave, cremosa… deliciosa, y el contraste entre la carne y el pescado hace que el sabor sea más intenso.
En cuanto al tipo de pasta a utilizar y la cantidad lo dejo a vuestra elección, la que más os guste.
Ingredientes:
(para 3 o cuatro personas)
200 grs. de pechuga de pollo picada
3 gambones o siete u ocho gambas
3 nueces
3 pimientos del piquillo
La cuarta parte de una cebolla
300 ml. de nata líquida para cocinar
Nuez  moscada
Queso parmesano rallado
4 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Se tritura con la picadora los pimientos del piquillo y la cebolla y se ponen a sofreir en la sartén con el aceite de oliva.
A continuación se añade la pechuga de pollo y las gambas peladas e igualmente trituradas.
Cuando la carne y el pescado hayan tomado color añadimos la nata y las nueces troceadas y añadimos la sal al gusto. Por último añadimos un poco de nuez moscada rallada al gusto y dejamos la salsa reducir unos 5 minutos a fuego medio.
Cocemos la pasta y añadimos a la salsa. 
Cuando sirvamos en el plato ponemos queso parmesano rallado por encima y a comer.
Print Friendly, PDF & Email