Bueno bueno bueno.
Hoy os traigo una receta rica y fácil de verdad y sobre todo indicada para los que esteis hartos de hacer la pasta siempre con salsa de tomate, ojo, que está bien rica, pero por variar un poco.
Es más, podéis hacerla incluso sin la ternera porque la salsa de pimientos del piquillo está buena por sí misma.
Pues ya sabéis si queréis variar un poco a la hora de hacer pasta haced esta receta que además tendréis lista en un plis plas.
Espero que os guste.
Puedo prometer y prometo que aunque la salsa en la foto parece de tomate es de pimientos, y también prometo que ese fue el plato de pasta que yo me comí.

Ingredientes: (para 4 personas)
½ kg de carne de ternera picada
1 cebolla grande
2 ajos
15 pimientos del piquillo
Queso parmesano rallado
11 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Pimienta
negra molida
Orégano
Sal
La cantidad de pasta por comensal en torno a 80 grs. por comensal, depende el hambre que tengan
Ponemos a sofreir la carne picada en una sartén bien caliente con siete cucharadas de aceite de oliva. Añadimos pimienta.
Cuando la carne esté hecha, es decir, no solo que haya perdido el color sino que veamos que está tostada, añadimos sal apartamos y reservamos.
En la misma sartén echamos 4 cucharadas de aceite, la cebolla picada en juliana y los pimientos y los ajos pelados y enteros. Salpimientamos.
Dejamos hacer a fuego lento hasta que la cebolla y los pimientos estén blandos durante unos ocho o diez minutos.
Después apartamos y batimos con la batidora hasta hacer una salsa.
Volvemos a echar la salsa en la sartén y añadimos la carne reservada y tres cuartas partes de un vaso de agua.
Echamos el orégano y probamos de sal.
Mezclamos bien para que todos los ingredientes se
integren y listo.
Aparte cocemos la pasta en una olla con agua y algo de sal, la escurrimos y añadimos a la sartén donde tenemos la salsa para que la pasta se impregne de los sabores.
Servimos en los platos y acompañamos de queso parmesano rallado.
 Ya solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly, PDF & Email