La fideuá es junto
con la paella uno de los platos más representativos de la Comunidad Valenciana,
y es que además de fácil de hacer está riquísima.
Esta es la versión sencilla
que de dicho plato suelo hacer en casa y os aseguro que cuando la hago no queda
un fideo. Y os digo que es la versión sencilla porque he utilizado agua para la cocción de los fideos en vez de caldo de pescado que es lo típico, además se le puede añadir unos mejillones.
Un plato de fideuá acompañado de un poquito de all i oli y a disfrutar.
Espero que os
guste.

Ingredientes:
(para 2 personas)
1 sepia pequeña
200 grs. de gamba
arrocera
Medio pimiento rojo
4 ajos
1 tomate rallado
160 grs. de fideos
curvos gruesos de fideua (suelo calcular 80 grs. de fideos por persona)
2 veces y media la
medida de fideos de agua
Media cucharadita
rasa de pimentón
1 cucharadita rasa
de colorante
6 o 7 cucharadas de
aceite de oliva virgen extra
Sal
All i oli casero a
ser posible, y sino una mayonesa casera de huevo con ajo
Echamos el aceite
en una paella o en una sartén tipo paella y sofreímos las gambas. Apartamos y
reservamos. Antes de echarlas a la sartén les suelo cortar los bigotes largos
con unas tijeras, vaya que las depilo un poco.
En el mismo aceite
sofreímos el pimiento rojo partido en cuatro trozos y la sepia en trocitos y
cuando la sepia haya tomado algo de color y perdido gran parte del agua que
soltará añadimos los ajos picados.
A continuación
añadimos el tomate rallado y dejamos que reduzca el conjunto hasta que
prácticamente no tenga líquido.
Echamos los fideos
y mezclamos para que se impregnen bien del sofrito, añadiendo seguidamente el
pimentón y el agua.
Cuando empiece a
hervir echamos las gambas que teníamos reservadas, el colorante alimentario y
sal.
Continuamos la
cocción durante unos 15 minutos a fuego fuerte.
Cuando escuchemos
el ruido que hacen los fideos al tostarse ligeramente por la base de la sartén
sabremos que ya estará lista la fideuá.

Ya solo nos queda
comer y disfrutar.
Print Friendly