Siempre suelo tener congelado relleno de canelones de carne y como me apetecía comer canelones pensé en descongelar un poco y hacerlos, pero después me acordé de una receta de canelones de verdura ( no eran de espinacas) que hacía tiempo que quería hacer.
Finalmente compré espinacas porque me parecían más adecuadas que la otra verdura que iba a utilizar y así surgió esta receta que está buenísima, de verdad.
La pena es que supo a poco, faltaron canelones.
¡Ah! que con tanta receta casi se me olvida que esta es la primera Navidad que pasamos juntos a través del blog así que solo me queda desearos una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo a todos/as.

Ingredientes:

(para 12 canelones)
600 grs. de espinacas
1 chalota o media cebolla
20 pasas ( una media hora antes de empezar a hacer la receta las ponemos en un cuenco con un vaso de agua para que se hidraten un poco)
4 lonchas de bacon
200 grs. de tomate frito tipo casero
1 bola de queso mozzarella fresca
Sal
3 cucharadas de aceite de oliva 
Para la falsa bechamel:
200 grs. de creme fraiche ( crema fresca, o sea una nata muy espesa que viene en tarrina y que suele haber en los super en la zona de refrigerados)
100 grs. de nata para cocinar
50 grs. de queso parmesano rallado
Sal 
Pimienta negra molida
Cocemos las espinacas en agua y un poco de sal, escurrimos bien quitando toda el agua posible de las espinacas y reservamos.
En una sartén ponemos el aceite y sofreímos la chalota hasta que se quede transparente. A continuación añadimos el bacon troceado y cuando haya tomado color añadimos las espinacas y sofreímos hasta que veamos que estén hechas. Añadimos las pasas escurridas del agua y probamos de sal y ya tenemos prácticamente hecho el relleno.
Ahora hacemos la falsa bechamel y para ello mezclamos la creme fraiche, la nata y el queso. Sazonamos con sal y pimienta al gusto y ya tenemos hecha la falsa bechamel. 
Añadimos 4 cucharadas de la falsa bechamel al relleno de espinacas y mezclamos bien. Reservamos el resto de la falsa bechamel.
Ya solo nos queda cocer las placas de canelones conforme diga el paquete, escurrirlas y rellenarlas con las espinacas, e iremos poniendo los canelones sobre el tomate frito que habremos puesto en la base de la fuente para horno donde los vamos a cocinar.
Por encima de los canelones echaremos la falsa bechamel y por último por encima pondremos el queso mozzarella en láminas.
Metemos al horno arriba y abajo a 180 º hasta que veamos que la superficie se ponga tostada, unos 20 minutos aproximadamente.
NOTA: normalmente las pasas las suelo comprar sin pepitas porque creo que es más molesto comérselas con pepitas, pero me ha dicho una persona experta en la materia ( y seguidora del blog, gracias), que informe que las pasas con sus pepitas son buenas para la memoria así que lo dejo a vuestro gusto que las uséis de un tipo u otro porque informados ya estáis.
Print Friendly