En esta época con
las fruterías llenas a rebosar de sabrosas cerezas se hace casi imposible no
hacer mermelada con tan rica fruta.
A mi me encantan y
las compro mientras haya en los mercados, además que son casi como un pica pica
cada vez que abro la nevera se me hace casi imposible no comerme alguna.
Esta mermelada es
muy sencilla y tan solo le incorporo algo de zumo de naranja que además de
sabor actuará de antioxidante con la fruta.
Os aconsejo que
utilicéis buenas y dulces cerezas cosa que solo se puede hacer en estas fechas.
En mi casa es que
vuela porque además de para los desayunos la podéis utilizar para acompañar
yogur, cobertura de tartas de queso, rellenos de tartas, crepes, queso frito…

Ingredientes:
900 grs. de cerezas
maduras y tersas sin hueso ni rabo
400 grs. de azúcar
El zumo de media
naranja
Ponemos en una olla
las cerezas sin hueso ni rabo, el azúcar y el zumo de naranja y mezclamos bien.
Tapamos la olla y dejamos macerando una hora para que se integren bien los sabores.
Pasado ese tiempo
ponemos la olla al fuego y dejamos cociendo durante unos 20 minutos a fuego
medio removiendo constantemente. A continuación trituramos la mezcla para
obtener la consistencia deseada.
Continuamos la
cocción durante otros 20 o 25 minutos más a fuego medio bajo removiendo
igualmente de forma constante.

Pasado ese tiempo
ya tendremos lista la mermelada, así que apartamos del fuego y una vez fría
estará lista para comer.
Print Friendly