La semana pasada mi hermano me trajo unos moldes para hacer galletas muy graciosos con forma de guitarra y de trompeta, y no he podido resistirme mucho a hacer estas galletas que veis en las fotos que han quedado muy buenas. Además dado que tanto mi hermano como mi marido son músicos me hacía mucha ilusión hacerlas con esa forma.
Lo único con lo que tenéis que tener cuidado es con el horno porque se hacen enseguida y hay que controlar que no se quemen.
Las “trompegalletas”
Las “guitagalletas”
Ingredientes:
110 grs. de mantequilla
4 cucharadas colmadas de azúcar
Ralladura de una naranja
1 cucharada de zumo de naranja
13 cucharadas colmadas de harina
1 pizca de sal
1 yema de huevo
Derretimos la mantequilla un poco en el microondas para que esté blandita (o la tenemos a temperatura ambiente) y añadimos el azúcar, la ralladura y la cucharada de zumo de naranja. Mezclamos bien y añadimos la yema de huevo y la pizca de sal. A continuación comenzamos a añadir la harina hasta que veamos que podemos hacer una bola que se nos desprende de las manos y que no sea pegajosa.
Metemos la bola en la nevera tapada y dejamos una hora aproximadamente para que tome cuerpo.
Pasado ese tiempo sacamos la bola de la nevera y extendemos la masa hasta dejarla con un grosor de unos 2 centímetros aprox. y vamos cortando con el cortapastas que tengamos para hacer las galletas.
Vamos disponiendo las galletas en una fuente de horno donde habremos puesto papel de aluminio untado con mantequilla.
Metemos las galletas al horno, que tendremos precalentado, durante unos 12 minutos a 180º arriba y abajo, controlando que no se nos quemen.
Una vez horneadas sacamos del horno y las ponemos en un plato hasta que se enfríen y se terminen de enfriar y listas para comer.
NOTA: si mientras que hacemos la masa o la extendemos para hacer las galletas vemos que necesitamos más harina la añadimos sin miedo pero siempre controlando que la masa sigue estando elástica.
Print Friendly