Ahora que ya muchos y muchas estamos con un ojo puesto en el mes de diciembre empezando a pensar en
el menú navideño, os aconsejo que apuntéis esta receta que hoy os presento porque de verdad que merece la pena probarla.
Es una ensalada templada contundente pero que seguro hará las delicias de vuestros comensales, y además
si os organizáis podéis dejar la verdura hecha a falta de calentarla un poco antes de montar el plato, e igualmente podéis hacer el aceite de trufa un par de horas antes de servirla. Eso sí, el huevo poché hay que hacerlo justo antes de servir porque sino la yema se cuajaría y entonces pierde la gracia.
Espero que os guste esta ensalada y como está tan rica os aconsejo que la hagáis antes de las fiestas navideñas para probar y así disfrutáis doblemente.
Antes de romper el huevo…

 

… y después

 

Ingredientes:
(para 2 ensaladas)
3 setas boletus
11 espárragos verdes
2 trufas negras pequeñas
100 grs. de foie gras de
pato
2 huevos
7 cucharadas de aceite de
oliva virgen extra y un par de cucharaditas más para hacer la verdura a la
plancha
Vinagre balsámico
Pimienta negra molida
Sal normal y sal en escamas
En primer lugar haremos el
aceite de trufa triturando el aceite con las trufas. Reservamos.
A continuación quitamos la
parte dura de los espárragos y los cocemos enteros en agua hirviendo con un
poco de sal durante 5 minutos. Pasado ese tiempo los sacamos y los metemos en
agua fría un minuto para que conserven el verde. Apartamos del agua, y cortamos
cada espárrago longitudinalmente en dos partes.
En una sartén untada con un
poco de aceite de oliva hacemos los espárragos a la plancha durante un par de
minutos, añadiendo un poco de sal y pimienta. Apartamos y reservamos.
Los boletus los cortamos en
láminas a lo largo y los hacemos igualmente a la plancha con un poco de aceite,
sal y pimienta. Apartamos y reservamos.
Por último hacemos el huevo
poché tal y como os indico en este enlace.
Ahora con todos los
ingredientes preparados procedemos al montaje de la ensalada.
Ponemos en la base unas
láminas de boletus, encima los espárragos y una rodaja de foie gras de pato, y
repetimos de nuevo los tres ingredientes. Por último disponemos encima el huevo
poché y regamos con el aceite de trufa, unas gotas de vinagre balsámico y unas
escamas de sal encima del huevo.

 

Ya solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly