Normalmente los cajones de la verdura de mi nevera durante la semana son casi un “totum revolotum” o un cajón desastre de los que voy sacando lo que encuentro hasta que llega el viernes y pienso qué verduras comprar.
Ayer me acerqué a la frutería sin lista alguna de compra       (raro en mí) y estuve mirando un rato sin saber muy bien qué comprar aparte de los clásicos tomates y lechuga.
Viendo la verdura de temporada y sobre todo atraída por el color finalmente me decidí por una col lombarda. Esta verdura me gusta mucho tanto cruda en ensalada como cocida con manzanas como guarnición, así que la compré y hoy he hecho esta ensalada que está buenísima y que además tiene unos colores muy bonitos.
Y pensando en colores bonitos aquí os dejo una foto de una mandarina que he hecho en el campo de unos amigos. Como nos hemos traído un montón a casa estoy pensando que receta ( aparte de comérmelas tal cual) puedo hacer con ellas. 
Ingredientes:
(para 4 ensaladas individuales)
Para el aliño:
12 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de vinagre balsámico (del oscuro)
1  cucharadita colmada de mostaza a la antigua (de la que es como si fueran bolitas)
Media cucharadita rasa de sal
Para la ensalada:
Lechuga romana picada fina en tiras
Col lombarda picada fina en tiras
28 pasas sin pepitas (media hora antes de hacer la ensalada poner en un cuenco con un poco de agua para que se hidraten y se hinchen un poco)
8 o 10 nueces peladas y troceadas
100 gramos de salmón ahumado en lonchas
Primero hacemos el aliño y para ello ponemos en un cuenco el aceite, el vinagre, la mostaza y la sal, batimos y mezclamos bien hasta que se quede con una textura casi cremosa y veamos que están los ingredientes bien integrados. Probar de sal y rectificar en su caso.
Aparte utilizando el aro vamos montando las cuatro ensaladas poniendo en el centro del plato el aro y dentro una capa de lechuga romana, una capa de col lombarda y por encima 7 pasas. Aplastamos un poco con las manos, quitamos el aro y ponemos por encima el salmón, las nueces y por últimos echamos un poco del aliño que tenemos preparado y ya está lista para comer. 
Repetimos la misma operación con el resto de las ensaladas y como nos quedará aliño lo ponemos en la mesa por si alguien quiere más. 
NOTA: para hacer las ensaladas he utilizado un aro de metal de 9 cms. de diámetro que me permite ir montando la ensalada dándole una forma bonita, pero en definitiva si no tenéis aro de metal no importa porque está igualmente buena.
Print Friendly