El otro dia hice una paella y compré un pollo y un conejo troceados y como suele ocurrirme calculé mal la cantidad de carne por lo que sobró tanto pollo como conejo.
Así que pensé en hacer alguna salsa para cocinar la carne conjuntamente y me acordé de esta receta que deja la carne super tierna y con un sabor buenísimo.
El tema de cocinar carne de conejo es un poco delicado porque hay mucha gente que no le gusta (casi sin haberlo probado), y otra que no lo suele consumir porque no están acostumbrados al sabor. A mi me gusta mucho y además es una carne muy sana y con pocas calorías, de todas formas si no os gusta el conejo haced la receta solo con pollo.
Ingredientes:
6 trozos de carne de pollo
5 trozos de carne de conejo
25 cl. de cerveza rubia ( un botellín)
Un poco menos de medio vaso de vino blanco
2 cebollas
3 ajos
4 cucharadas de aceite de oliva
Colorante alimentario
Sal
Ponemos el aceite en la olla y freimos ligeramente la carne a la que habremos añadido un poco de sal. Añadimos las cebollas cortadas en juliana y los 3 ajos partidos por la mitad, mezclamos bien y echamos la cerveza y el vino. Pasados un par de minutos, cuando notemos que se ha ido el olor fuerte del alcohol, añadimos un poco de colorante alimentario y tapamos la olla rápida, cocinando a potencia máxima durante 8 minutos.
Pasado ese tiempo retiramos del fuego y una vez se enfríe la olla la abrimos y dejamos reducir un poco el caldo, unos 5 o 6 minutos, y rectficamos de sal. Apartamos pasado ese tiempo y listo para comer.
Si utilizais un olla convencional tendréis que añadir un vaso de agua y dejar cocinar a fuego suave unos 25 minutos aproximadamente. 
Print Friendly, PDF & Email