El otro día fui a comprar carne picada para hacer hamburguesas y mirad como terminé, haciendo esta deliciosa pizza cuya base es precisamente carne picada.
Esta receta la vi en un bar de Ibiza hace un par de veranos y la verdad es que aunque no la probé en ese momento me pareció de lo más original.
El caso es que con unos pocos de ingredientes solucionamos en un periquete el almuerzo ya que acompañada de una ensalada no me digáis que no es un buen plato para estos días de verano.
Espero que la hagáis y que os guste.
Ingredientes:
300 grs. de carne picada mitad de cerdo y mitad de ternera 
1 huevo
1 tostada de pan integral tostado, del crujiente
6 cucharadas de tomate frito tipo casero
1 bola de queso mozzarella
1 cucharadita de alcaparras
2 ajos
Unas gotas de tabasco, opcional
1 cucharada de orégano
Perejil
1 cucharada de aceite de oliva
Pimienta negra molida
Sal
Salpimentamos la carne y mezclamos con el huevo batido, la tostada de pan bien rallada y un poco de perejil picado. Extendemos la mezcla sobre una fuente untada previamente con un poco de aceite. Esa será la base de la pizza y el grosor no debe sobrepasar un dedo más o menos porque sino queda demasiado gorda.
Aliñamos el tomate con el aceite, los dos ajos rallados, el tabasco y el orégano y extendemos la salsa sobre la carne.
Echamos por encima las alcaparras y el queso desmenuzado.
Metemos en el horno que tendremos precalentado a 200º y horneamos con calor arriba y abajo durante unos 30 minutos, hasta que veamos que la superficie adquiere un bonito color dorado.
Pasado ese tiempo sacamos del horno y lista para comer. 
Print Friendly