El otro día fui al supermercado y después de haberme decidido por comprar pescado para la comida, me encuentro con que en la sección de carnes había picantotes, pollos pequeños.
Como llevaba tiempo buscándolos inmediatamente los cogí y ya no pude dejar de pensar en cómo cocinarlos. El resultado es la receta que aquí os dejo y os puedo asegurar que estaban buenísimos y muy sabrosos.
Finalmente los cociné y luego les di un golpe de horno para que se pusieran tostados y crujiente la parte de fuera.
Desde luego para mí hay dos comidas que relaciono con el fin de semana: una es la paella en el número uno, y sobre todo siendo valenciana, y otro es el pollo asado porque normalmente es o cuando tienes tiempo para cocinarlo o cuando pasas de cocinar por un día y lo compras en un asador de pollos.

Ingredientes:
2 picantones
3 ajos enteros pelados
1 o media rama de canela
1 hoja de laurel
90 grs. de jamón serrano en taquitos
Medio vaso de agua
Medio vaso de vino blanco (a poder ser vino fino)
3 cucharadas de aceite de oliva
Una pizca de pimienta negra molida
Lo primero que he hecho es atar las patas de los picantones con las alas para que no se deshicieran mucho al cocinarlos. Después ponemos en la olla el aceite y sofreímos un poco los picantones por fuera, más que nada para marcarlos y que la piel no se vea cruda. 
A continuación añadimos los ajos, el laurel, la canela, la pimienta y el jamón. Echamos el vino y dejamos que reduzca un poco. Por último añadimos el agua y cerramos la olla.
Dejamos cocinar a presión máxima 12 minutos.
Dejamos que se enfríe lentamente, abrimos la olla y sacamos los picantones.
Ponemos los picantones en una bandeja de horno y los asamos a 200º unos 15 minutos aprox. solo la parte de arriba del horno, como si los gratináramos, dándoles la vuelta de vez en cuando. No hace falta mucho tiempo porque los picantones ya están cocinados.
Por otro lado batimos la salsa con la batidora retirando previamente el laurel y la canela.
Servimos los picantones asados con la salsa aparte para añadirnos la que queramos.
NOTA: os recomiendo no añadir sal hasta el final de la cocción de la receta porque como lleva jamón éste ya aporta la sal.
Print Friendly