En casa nos gusta
mucho el pollo asado con verduras y la verdad verdadera es que casi siempre lo
hace mi marido porque le sale rico rico.
Sin embargo hace un
par de semanas me dieron unas ganas tremendas de comer pollo asado y como era
sábado y tenía toda la mañana libre me hice con todos los ingredientes y me
dispuse a ello, sacando del armario de las especias algunas que no había
combinado nunca a ver que tal quedaban y la verdad es que el resultado nos
gustó muchísimo.
Y es que un pollo
asado, con sus verduras, sus patatas, su salsita con el toque especial de las
especias no me digáis que no es un plato que apetece.
Ingredientes:
3 o 4 muslos de
pollo con su piel
4 patatas medianas
peladas
1 cebolla pelada
3 pimientos verdes
1 calabacín
Aliño:
5 ajos
2 cucharaditas
rasas de semillas de hinojo
1 cucharadita rasa
de mostaza en grano
2 cucharadas rasas
de orégano
2 cucharadas
colmadas de especias de mojo picón
1 cucharadita rasa
de especias de pollo asado
2 cucharadas de
aceite de oliva
200 ml. de vino
blanco tipo fino
Primero hacemos el
aliño y para ello machacamos en el mortero los ajos y vamos añadiendo el resto
de especias machacando cada una de ellas hasta que se vayan integrando con el
resto. Añadimos a continuación el aceite de oliva y por último el vino.
Con la mitad del
aliño untamos muy bien los muslos de pollo, tapamos y dejamos un par de horas
para que tomen el sabor del aliño. Para que se impregnen completamente haremos
cortes en los muslos y meteremos en ellos también el aliño.
Echamos un par de
cucharadas de aceite en una bandeja de horno y ponemos encima la verdura
troceada en trozos grandes, añadiendo la otra mitad del aliño que mezclaremos
con la verdura. Añadimos un poco de sal.
Encima de las
verduas pondremos los muslos de pollo y añadiremos igualmente un poco de sal.

Metemos la bandeja
en el horno precalentado a 200º y asaremos durante una hora más o menos con
calor arriba y abajo, o hasta que veamos que los muslos y las verduras están
hechos. A mitad de cocción regamos el conjunto con el jugo que van soltando las
verduras y el pollo e igualmente daremos la vuelta al pollo para que se tueste
bien por los dos lados.

Sacamos del horno
una vez esté hecho y ya solo nos queda servir en los platos, comer y disfrutar.
Print Friendly, PDF & Email