Si hay algo que me gusta a la hora de cocinar son los aliños.
Los aliños le dan siempre al plato un toque diferente y hay tantas opciones que seguramente nos costará trabajo repetir dos iguales.
Este aliño que hoy os traigo nació un poco fruto de la casualidad porque me encontré en la nevera con un tarro empezado de tomates secos en aceite de oliva y pensé en gastarlos haciendo un aliño con un poco de esto y un poco de aquello.
Espero que hagáis la receta y comprobéis lo rica y jugosa que queda la carne de pollo con este aliño.

 

Ingredientes:
3 muslos de pollo
deshuesados
6 tomates secos en aceite
de oliva
6 cucharadas de aceite de
los tomates
3 cucharaditas colmadas de
albahaca seca, si tenéis fresca un puñadito
3 ajos
1 cucharadita colmada de
alcaparras
Trituramos los tomates con
el aceite, la albahaca, los ajos pelados y las alcaparras.
Echamos el aliño sobre los
muslos deshuesados untándolos bien y los metemos en un recipiente tapado en la
nevera durante al menos 8 horas. Yo los suelo aliñar por la noche para la
comida del día siguiente.
Pasado ese tiempo hacemos
los muslos a la plancha procurando que esté bien caliente al momento de
cocinarlos. Podemos echar en la plancha una cucharadita de aceite de oliva para
evitar que se pudieran pegar.
Añadimos un poco de sal si
fuera necesario.

 

Una vez hechos apartamos
del fuego y ya solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly