Ingredientes:
Un trozo de costilla de cerdo carnosa de 2 kg. aprox.
6 o 7 ajos 
3 hojas de laurel
Una pastilla de avecrem
Medio vaso de vino blanco ( yo lo uso de vino fino o manzanilla)
Miel
Sal
Se machaca en el mortero los ajos con las hojas de laurel y el avecrem. Se echa el vino también en el mortero para diluir la mezcla
A continuación se embadurnan bien las costillas con la mezcla que hemos hecho en el mortero y se dejan macerando por lo menos un par de horas pero si se puede es mejor por ejemplo ponerlas a macerar por la noche y asarlas al día siguiente al mediodía.
Cuando ya hayan macerado el tiempo correspondiente se ponen en la bandeja de horno, se salan y se embadurnan de miel templada al gusto pero sin miedo, que queden bien embadurnadas por todas partes, y por último se les echa por encima el jugo donde han estado macerando y se asan en el horno con las dos bandas a unos 200 grados aproximadamente hasta que estén hechas y se vean como en la foto.
Print Friendly, PDF & Email