Érase una vez un amigo que cazó un gamo en la Sierra de Ronda…”

Este sería el inicio de la receta que veis en la foto y que nos comimos un grupo de amigos. 
Esta receta es típica para adobo de carne de monte ( sobre todo carne de venado) en Andujar ( con algunas variantes, ya se sabe que dos personas no hacen nunca igual la misma receta), en este caso yo la he cocinado con una excelente carne de gamo.
Este tipo de carnes tiene un sabor muy intenso y debe estar en maceración con el adobo al menos 12 horas antes de cocinarse.
Lo del sabor intenso, aparte de que lo tiene, lo digo porque hoy en día estamos tan acostumbrados a que la mayoría de las veces la carne no tiene mucho sabor que nos sorprende la intensidad que tiene la carne de monte. 
Por último sé que a los que ya la hayáis probado alguna vez os va a encantar y a los que no la hayáis probado nunca os animo a cocinarla a ver si os gusta, y de todas formas este adobo lo podéis utilizar también para adobar carne de cerdo, en concreto queda muyyy bueno con las costillas.
Ingredientes:
( para 1,5 kg. De carne troceada aproximadamente)
8 o 9 ajos grandecitos
2 cucharadas rasas de orégano
1 cucharada rasa de tomillo
1 cucharadita rasa de pimentón dulce
2 hojas de laurel
1 cucharadita rasa de pimienta negra en grano
Colorante alimentario
1 pastilla de caldo concentrado de carne ( opcional)
1 cucharada de vinagre de vino
1 vaso de agua
Medio vaso de vino blanco, a poder ser vino fino
Un poco menos de medio vaso de aceite de oliva
Sal
El día antes del que vayamos a cocinar la receta ponemos en la misma olla que luego lo vamos a cocinar la carne troceada con el aliño. El aliño lo haremos machacando en el mortero los ajos con el orégano, el tomillo, el pimentón, las hojas de laurel, el vinagre y el vino fino. Añadimos finalmente a la carne la pimienta en grano.
Tapamos la olla y dejamos macerar la carne con el aliño fuera de la nevera si no hace calor o dentro caso contrario hasta que la cocinemos al día siguiente ( por lo menos 12 horas).  
Cuando la vayamos a cocinar añadimos el aceite de oliva, un poco de sal, un poco de colorante alimentario y cuando empiece a hervir añadimos el agua y dejamos cociendo a fuego suave durante aproximadamente una hora hasta que veamos que la carne está tierna. Añadiremos más agua si fuera necesario.
Una vez que la carne esté hecha se aparta del fuego la olla y lista para comer.
Si vamos a utilizar la olla rápida se acorta el tiempo de cocción ya que tarda sobre unos 15 minutos.
Print Friendly