Tenía antojo de hacer esta receta desde este verano. 

Estuvimos en Ibiza y una noche que  fuimos a cenar a un sitio muy bonito alguien pidió brocheta de pollo con salsa de cacahuete. Me llamó mucho la atención y probé la salsa para ver si podía sacar los ingredientes, aparte obviamente de la crema de cacahuete que seguro llevaba. La verdad es que me lo pensé un poco antes de hacerla porque el último y único bote de crema de cacahuete que entró en casa acabó en el cubo de la basura casi sin empezar, no sin antes preguntarnos qué le veían los americanos a esta crema ya que tanto la nombran en todas sus películas.
Al final esta es mi versión de lo que probé aquella noche.
Lo de la piña es porque el sabor de la carne de pollo y la piña casan muy bien y se me ocurrió añadírselo al plato como guarnición. 
Por si la receta no os convence aquí os dejo una foto de Ibiza. 
Ingredientes:
( para 4 personas y cuatro brochetas de pollo)
16 trozos grandes de pechuga de pollo
1 guindilla
Un chorreón de salsa de soja
Cuatro rodajas peladas de piña al natural
Azúcar moreno
1 cucharada de mantequilla 
Para la salsa de cacahuete:
7 cucharadas de aceite de oliva
Media cebolla
3 cucharadas colmadas de harina
1 vaso y medio de leche entera
1 vaso de zumo de piña
3 cucharadas colmadas de crema de cacahuete
1 cucharadita rasa de curry
Media cucharadita rasa de cilantro en grano
En primer lugar hacemos la salsa de cacahuete y para ello ponemos a pochar (sofreir a fuego lento) la cebolla con el aceite hasta que tome un poco de color. A continuación añadimos la harina, mezclamos bien con la cebolla y comenzamos a añadir tanto la leche como el zumo de piña hasta que se vayan quedando integrados con la harina. Añadimos la crema de cacahuete, el curry y el cilantro y mezclamos bien, y si vemos que tiene grumos batimos con la batidora eléctrica. Rectificamos de sal y ya tenemos lista la salsa. Reservamos.
Por otro lado ensartamos los trozos de pollo en las brochetas poniendo cuatro trozos en cada una. En una sartén echamos un chorreoncito de aceite y una guindilla y hacemos las brochetas a fuego fuerte. A mitad de la cocción añadimos un poco de sal a las brochetas y la salsa de soja y terminamos de hacer. Reservamos.
Por último en otra sartén echamos la mantequilla y ponemos las rodajas de piña previamente rebozadas en azúcar moreno. Hacemos la piña a fuego fuerte para que el azúcar se tueste y caramelice.
Finalmente solo nos queda montar el plato y a comer.
NOTA: con las cantidades que os he dado para la salsa de cacahuete sale mucha salsa por lo que podéis reducir las cantidades o bien si tenéis más comensales aumentar la cantidad de brochetas.
Si queréis que la salsa de cacahuete tenga un sabor más intenso solo tenéis que añadir más crema.
Print Friendly