Ahora que ya medio
se puede pensar en encender el horno porque parece que definitivamente ha
remitido el calor, os traigo una receta que tenía muchas ganas de compartir con
vosotros.
Es una receta muy
típica de Valencia que además de fácil de hacer nos da un sinfín de
posibilidades porque al arroz le podemos añadir lo que más nos guste, y basta
después con rellenar los pimientos y al horno que se encarga de hacer el resto
del trabajo.
En este caso he
utilizado atún para el relleno pero hacedlos a vuestro gusto, lo único
importante es la cantidad de arroz que para un pimiento rojo grande son unos 80
grs., y aunque os parezca que el pimiento queda medio vacío después os aseguro
que llena el pimiento completamente.
Espero que la
hagáis y que os guste.

Ingredientes:
(para 2 unidades)
2 pimientos rojos
grandres
1 cebolla pequeña
160 grs. de arroz
100 grs. de tomate
frito
2 latas de atún
Hierbas aromáticas
al gusto: perejil, cilantro, orégano…
100 ml. de agua
4 cucharadas de
aceite de oliva
Sal
Ponemos el aceite
en una sartén y pochamos la cebolla con un poco de sal hasta que esté blanda.
Añadimos a continuación el atún sin el aceite que lleva en la lata y el tomate
frito. Incorporamos hierbas aromáticas al gusto.
Por último añadimos
el arroz y mezclamos para que se integre con el sofrito. Apartamos y
reservamos.
Quitamos la parte
del tallo del pimiento con mucho cuidado de manera que quede como un sombrerito
y quitamos las pepitas y filamentos del interior del pimiento.
Rellenamos los
pimientos.
Cerramos los
pimientos con la parte del tallo y fijamos con palillos para que no se abran al
hornear.
Ponemos los
pimientos en una bandeja de horno junto con el agua y añadimos un poco de sal y
aceite encima de cada uno.
Tapamos la bandeja
con papel de aluminio.
Horneamos en horno
precalentado a 200º durante 1 hora con calor arriba y abajo.
Una vez pasada la
primera media hora quitamos el papel de aluminio.
Cuando ya estén
hechos apagamos el horno, sacamos la bandeja y dejamos reposar los pimientos
unos 5 minutos antes de comérnoslos.

Y a disfrutar.
Print Friendly, PDF & Email