Desde mi humilde posición de bloguera y teniendo en cuenta que soy valenciana de nacimiento me he propuesto como cruzada personal que nadie, absolutamente nadie que consulte mi blog no aprenda a hacer una paella como es debido.
Esta que hoy os presento no es una paella típica sino una paella de andar por casa como la llamo yo en plan qué tengo en la nevera. Mi madre fue quien me dio la receta y la verdad es que la repito mucho en casa porque si hay algo que gusta y por lo que me sacan a hombros es la paella.
Además ahora se acerca una época delicada en cuanto a qué hago de comer, ejemplo: menuda calor a ver qué haces de comer; un gazpacho y “algo más” (ese algo más me suele poner nerviosa); lo que tu quieras pero que no sea pesado, etc., etc., así que esta receta puede cumplir bastantes expectativas porque no es pesada y es un plato único.
El caldo que he utilizado para esta paella ha sido un resto que tenía congelado de caldo de gambas pero normalmente la hago con agua y una pastilla de caldo de verduras.
Por último comentaros que suelo utilizar mucho las medidas por puñados, cucharadas o cucharaditas pero es que no siempre tengo el peso a mano en la cocina, así que en este caso cuando digo puñado del ingrediente que sea es un puñado intermedio ni con la mano excesivamente abierta como si fuéramos a coger un balón ni un puñadito, vaya, lo que es un puñado normal y corriente de toda la vida.
Ingredientes:
(para 3 personas con hambre)
7 puñados de arroz
El triple de caldo de pescado, carne o verdura que de arroz. Si no tenéis añadid agua y una pastilla de caldo de verdura, así es como la suelo hacer. 
2 puñados de setas variadas congeladas o frescas
1 puñado de revuelto de ajetes y espárragos
1 puñado de verdura congelada para paella que lleva habicholilla, garrofón y habichuelas (la suelo comprar en Mercadona pero si no encontráis este revuelto de verduras añadid solo habicholillas congeladas o frescas). El garrofón es una legumbre plana, ancha y blanca básica en la paella valenciana.
1 tomate maduro rallado
5 ajos picados
Medio pimiento verde picado
1 ñora
Media cucharadita rasa de pimentón dulce o ahumado
Colorante alimentario
7 cucharadas de aceite de oliva
Sal
All-i-oli para acompañar (opcional aunque os lo aconsejo)
Ponemos el aceite en la paellera y añadimos el pimiento verde y la ñora. Cuando el pimiento haya tomado algo de color añadimos las setas, el revuelto de ajetes y la verdura de paella, dejamos unos 5 minutos a fuego fuerte y añadimos el ajo en el centro de la paellera. Seguidamente y antes de que se nos queme el ajo añadimos el tomate y mezclamos todo bien dejando que reduzcan un poco los caldos que hayan soltado las verduras.
A continuación añadimos el pimentón y seguidamente antes de que se nos queme añadimos el arroz. Mezclamos bien con las verduras y añadimos el caldo o el agua y la pastilla de verdura.
Dejamos cocer y cuando empiece a hervir añadimos el colorante alimentario y probamos de sal. Dejamos cociendo hasta que el arroz esté tierno, unos 20 minutos aproximadamente de los que 12 o 13 lo ponemos a hervir a fuego fuerte y el resto a fuego suave.
Pasado ese tiempo apartamos la paella y dejamos reposar un par de minutos antes de devorarla.
Print Friendly, PDF & Email