MUUUUUUCHAS GRACIAS a todos y todas los que habéis hecho posible que hoy la página haya pasado ya de las 1.000 visitas. 
Como es de bien nacido ser agradecido, y quería celebrarlo de alguna forma ( aunque algún amigo ya me ha pedido una cena para cuando pasara de las 1.000 visitas), he decidido poner una receta de paella, la primera que pongo en el blog, en parte en homenaje al nombre del mismo por lo de las naranjas. Y es que la paella siempre la relaciono de alguna manera con alguna celebración, con reuniones familiares, a fiesta y sobre todo me recuerda mucho a cuando era pequeña, a Valencia. El sabor es inconfundible y os animo a hacerla.
Aunque os parezca muy laboriosa no es así y además el resultado os aseguro que merece la pena.
Y lo dicho MUUUUUUUCHAS GRACIAS.
Ingredientes:
( esta paella la hice para cuatro personas pero siempre hago un poquito más para que quede, si es posible)
10 puñados de arroz
El triple de caldo ( que haremos casi enteramente con los jugos del pescado) que de arroz
Una malla de mejillones de aproximadamente 1,5 Kg
12 gambones
12 calamares de los pequeños
Una ñora
1 tomate grande y maduro rallado
7 ajos picados
2 ajos enteros
Pimienta molida o en grano
Media cucharadita rasa de pimentón dulce
Colorante alimentario
Limón
1 hoja de laurel
Sal 
Aceite de oliva
All-i-oli (ajoaceite)
Primero comenzamos limpiando el pescado y haciendo los caldos.
Caldo de mejillones: limpiamos los mejillones quitándoles sobre todo las hebras que se quedan cogidas entre concha y concha del mejillón, no importa que por fuera nos queden feos porque las conchas no se van a ver.
Una vez limpios los ponemos a cocer con los dos ajos enteros, la hoja de laurel, un poco de pimienta molida o en grano, la mitad de una rodaja de limón, un chorreón de aceite y tres vasos de agua en una olla tapados hasta que se abran, unos diez minutos aprox..
Una vez cocidos los mejillones se cuela el caldo de cocción y se reserva. Igualmente se quitan las conchas y se reservan los mejillones.
Caldo de gambones: pelamos los gambones y reservamos. Ponemos las cabezas y las peladuras en una olla con un poquito de aceite y sofreíamos hasta que adquieran color apretando las cabezas de los gambones para que suelten todo el jugo. A continuación añadimos un litro de agua y cuando rompa a hervir lo mantenemos hirviendo unos 7 u 8 minutos. Colamos el caldo y reservamos.
En cuanto a los calamares los limpiamos y lavamos bien y los troceamos en unos 3 o 4 trozos cada uno. Reservamos.
A continuación ponemos a calentar en la paellera el aceite y añadimos un poquito de sal. Cuando el aceite esté caliente añadimos los calamares y la ñora y sofreímos.
Después añadimos los ajos en el centro de la paellera, doramos un poco y echamos el tomate rallado que sofreímos un poco.
Una vez hecho esto añadimos el arroz y damos una vuelta en la paellera y acto seguido echamos media cucharadita rasa de pimentón molido. A continuación y rápidamente para que no se nos queme el pimentón, añadimos el triple de caldo que de arroz. El caldo es el que tenemos reservado de cocer los mejillones y los gambones, y si al medirlo nos falta caldo lo completamos con un poco de agua.
Cuando empiece a hervir añadimos el colorante alimentario y añadimos la sal probando hasta que esté en su punto. Intentaremos no remover mucho el arroz porque sino se apelmaza.
A continuación añadimos los mejillones reservados y cuando falte muy poco para que el arroz esté listo añadimos los gambones por arriba para que se hagan y listo.
Se come con un poquito de all-i-oli que pondremos en cuencos en la mesa para quien le quiera echar.
NOTA: la paella nunca lleva cebolla porque ablanda el arroz y lo interesante es que el grano se quede un poco durito y suelto. Asimismo es importante que la paellera que vamos a utilizar para cocinarlo tenga una capacidad grande para que salga fina, no más de un dedo y medio de altura  o dos.
Además si veis que al arroz le va a faltar líquido os aconsejo que pongáis por encima de la paellera papel de aluminio y encima del papel un poquito de agua para que el arroz lo vaya absorbiendo.
Por último comentaros que hay quien prefiere echar primero el caldo y cuando empieza a hervir añadir el arroz. Yo en este caso prefiero sellarlo un poco porque los caldos ya están hechos.
Print Friendly