Si
hay un plato típico de fin de semana en la mayoría de nuestras casas creo que
ese sin duda es el arroz cocinado bien en paella, en cazuela, seco,
caldoso…cada uno el que más le guste.
La
propuesta que hoy os hago es un arroz sabroso nacido un poco de la casualidad
ya que la carne la tenía preparada para hacerla a la plancha cuando se me
ocurrió utilizarla para esta elaboración.
Las
verduras, y en este caso concreto las alcachofas, que son mi pasión,
completaron un arroz que creo que os va a gustar si todavía no tenéis pensado
que hacer este fin de semana.
Ya
me contaréis.

Ingredientes:
(para
dos o tres personas)
200
grs. de arroz
El
triple de agua de la cantidad de arroz, yo lo suelo medir con un cuenco
6
filetes pequeños de carne de secreto ibérico o pluma
3
chorizos
3
alcachofas
Medio
pimiento rojo
5
ajos
1
tomate rallado
Un
puñado de guisantes
1
cucharadita rasa de pimentón molido
Colorante
alimentario
6
cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Ponemos
el aceite en la paella o sartén donde vayamos a cocinar el arroz y añadimos la
carne troceada, sofreímos y apartamos. Añadimos a continuación el chorizo e
igualmente sofreimos y apartamos. Reservamos.
Limpiamos
las alcachofas quitándoles los tallos y las hojas más duras quedándonos solo
con los corazones que trocearemos en 6 trozos. Añadimos las alcachofas a la
paella y sofreímos durante unos minutos hasta que empiecen a tomar color.
Seguidamente
añadimos el pimiento rojo troceado y pasados unos 3 minutos incorporamos los
ajos y después el tomate rallado y los guisantes.
Pasados
un par de minutos incorporamos la carne y el chorizo reservados y el arroz y
seguidamente el pimentón y el agua.
Cuando
empiece a hervir añadimos el colorante y un poco de sal.
Dejamos
cocer durante unos 10 minutos a fuego medio fuerte sin remover el arroz, solo
meneando la paella para que el arroz se distribuya bien por la misma.
Pasado
ese tiempo bajamos un poco el fuego, cocinando otros 5 o 7 minutos, rectificando
de sal si fuese necesario.
Vamos
vigilando que el arroz esté hecho y un instante antes de apartarlo subimos el
fuego a tope un minuto para que se agarre abajo y se haga un poco de “socarrat”
(un fondito pegado típico de las paellas), apartando seguidamente.
Dejamos
que repose otros 5 minutos y listo para comer.
Normalmente
mientras reposa lo suelo tapar parcialmente con papel de aluminio para que no
pierda todo el calor.

Ya solo
nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly, PDF & Email