Ayer con el mal tiempo que hacía, y el que
sigue haciendo, lo único que me apetecía era una comida caliente así que
aprovechando que tenía congelada una cola de rape que compré para las fiestas
navideñas y que al final no utilicé, me decidí a hacer una cazuela de fideos
con rape y unas almejas que había comprado el sábado.
Pero mi marido no era partidario de dicho menú
así que con los mismos ingredientes que tenía preparados para la cazuela decidí
finalmente hacer un arroz tipo paella, eso sí, la cazuela queda pendiente para
otro día que yo no doy mi brazo a torcer tan fácilmente y el cambio de receta
nos llevó un rato de negociaciones.
El caso es que con semejantes ingredientes os
podréis imaginar como salió el arroz, “de lujo” que diría mi amiga Paqui.
Además como novedad porque nunca le echo dicho ingrediente al arroz esta receta
lleva cebolla que ya tenía preparada para la cazuela y no era cuestión de
desperdiciarla, y es que mi parte valenciana hace que no asocie el arroz con la
cebolla porque la paella no la lleva y en eso soy un poco purista, que le vamos
a hacer. Pero bueno como este ha sido un arroz tipo paella pero improvisado me
he permitido dicha licencia.
Resumiendo un arroz con pescado que os
aconsejo para quedar como reyes, y si lo rematáis con un poco de all i oli como
fue mi caso fijo que os sacan a hombros.
Espero que os guste.

Ingredientes:
(para dos o tres personas)
250 grs. de arroz
El triple de agua de la cantidad de arroz, yo
lo suelo medir con un cuenco
1 cola de rape
Un par de puñados de almejas tipo chirlas
2 alcachofas
1 tomate rallado
Una cuarta parte de un pimiento rojo troceado
Media cebolla troceada
4 ajos
1 cucharadita de especias de Paellero,
opcional y en su caso sustituible por pimentón molido
Colorante alimentario
6 cucharadas de aceite de oliva
Sal
All-i-oli para acompañar, opcional pero
recomendable
Primero le quitamos la arena a las almejas y
para ello las lavamos bien y las ponemos en un cuenco con agua y sal dejándolas
una hora más o menos. Pasado ese tiempo les quitamos el agua y las volvemos a
enjuagar bien. Reservamos.
Quitamos la espina central de la cola de rape
que desechamos y troceamos en trocitos pequeños como de bocado los dos lomos
que nos saldrán. Reservamos.
Ponemos el aceite en la paella y añadimos los
ajos, la cebolla y el pimiento rojo. Sofreímos hasta que estén blandos,
apartamos y trituramos con la batidora. Reservamos.
Limpiamos las alcachofas quitándoles los
tallos y las hojas más duras quedándonos solo con los corazones que
trocearemos. Añadimos las alcachofas a la paella y sofreímos durante unos
minutos hasta que empiecen a tomar color.
Seguidamente añadimos el tomate rallado,
rehogamos ligeramente y añadimos el rape.
Pasados un par de minutos incorporamos el
sofrito batido que teníamos reservado y rehogamos el conjunto un par de
minutos.
Añadimos el arroz, mezclamos bien y
seguidamente las especias de Paellero y el agua.
Cuando empiece a hervir añadimos el colorante
y un poco de sal.
Dejamos cocer durante unos 10 minutos a fuego
medio fuerte sin remover el arroz, solo meneando la paella para que el arroz se
distribuya bien por la misma. Remover mucho el arroz con una cuchara durante la
cocción hace que este suelte el almidón y se apelmace más de la cuenta y de lo
que se trata es de conseguir un arroz suelto.
Pasado ese tiempo probamos el arroz, añadimos
las almejas y bajamos ligeramente el fuego, cocinando otros 5 o 7 minutos,
rectificando de sal si fuese necesario teniendo en cuenta que las almejas
suelen ser muy sabrosas.
Vamos vigilando que el arroz esté hecho y
cuando le falte muy poco subimos el fuego a tope un minuto para que se agarre
abajo y se haga un poco de “socarrat” (un fondito pegado típico de las paellas),
apartando seguidamente pasado ese tiempo.
Dejamos que repose otros 5 minutos y listo
para comer.

Normalmente mientras reposa lo suelo tapar
parcialmente con papel de aluminio para que no pierda todo el calor.
Print Friendly