Tenía en la nevera
tres lomos pequeños de bacalao salado que había comprado en la frutería sin
tener en mente ninguna receta, pequeños pero gorditos y sin piel ni raspa
alguna.
Les tenía ganas
pero no sabía muy bien para hacer qué receta hasta que sin pensarlo los saqué
de la nevera y los puse a desalar en agua, mientras tanto iría pensando la
receta.
Tardé 24 horas en
desalarlos cambiándoles el agua 4 veces porque la verdad es que no tenían
demasiada cantidad de sal y entonces me dije los rebozo y los frío.
Cuando llegó la
hora de hacer la comida del mediodía me acordé que tenía una coliflor pequeña
en la nevera y pensé en cocerla para acompañar al bacalao, pero no estaba
convencida.
Al final cociné un
arroz con ambos ingredientes, y el resultado un plato con un sabor intenso que
estoy segura que os va a gustar.

Ingredientes:
(para 2 personas)
160 grs. de arroz
250 grs. de lomos
de bacalao desalado
250 grs. de
coliflor
1 pimiento verde
1 tomate rallado
2 ajos picados
2 cucharadas de
cebolla picada
7 cucharadas de
aceite de oliva
Colorante
alimentario
Media cucharadita
rasa de pimentón
2 veces la medida
de arroz de agua
No he añadido nada
de sal al arroz porque con la poca que fue soltando el bacalao durante la
cocción fue suficiente.
Partimos los
lomitos de bacalao en trozos como de medallones y los ponemos a sofreir con el
aceite en una sartén de base grande y paredes altas. Una vez haya tomado algo
de color apartamos y reservamos.
Troceamos la
coliflor e igualmente añadimos a la sartén. Pasados unos cinco minutos y una
vez esté un poco tostada apartamos y reservamos.
En el mismo aceite
rehogamos la cebolla y el pimiento verde picados.
Añadimos el ajo,
sofreímos ligeramente y echamos el tomate rallado.
Cuando el tomate
haya perdido un poco de líquido incorporamos el arroz, mezclamos bien, echamos
el pimientón y seguidamente el agua y el colorante alimentario.
Añadimos por último
la coliflor y el bacalao reservados y dejamos cocer a fuego medio unos 15.
Pasado ese tiempo comprobamos
si el arroz está hecho, apartamos del fuego y lo dejamos reposar destapado durante
unos 5 minutos antes de comérnoslo.

Es muy importante
que no remováis demasiado el arroz durante la cocción porque eso hará que se
apelmace.
Print Friendly, PDF & Email