La palabra barbacoa provoca en mi un efecto de alegría sin igual y asociado a tiempo libre, amigos, familia, relax, y por supuesto buena comida.
Y si hay algo que me guste especialmente hecho en la barbacoa es la panceta, si, ya se que a partir de este momento habrá quien no seguirá leyendo porque la panceta es algo de lo que no se debe abusar pero es que está tan buena..
Así que ahora que llega el fin de semana os voy a proponer esta receta para que si podéis la hagáis y probéis aunque sea un trocito pequeño pequeño.
Quizá me guste tanto a la barbacoa porque la panceta no la utilizo para nada más y tampoco os penséis, que la como muy de higos a brevas.
Con el glaseado se queda jugosa y como antes va ligeramente cocida se deshace en la boca cuando nos la comemos.
Si no la hacéis a la barbacoa podéis hacerla igualmente a la plancha que sale riquísima.
Y sino también podéis hacer estas brochetas
O estas navajas con salsa de cilantro ricas ricas recuerdo del verano
Ingredientes:
2 cortadas de panceta fresca de un dedo de grosor
750 ml. de agua
1 ajo
Media Cebolla
1 cucharada colmada de miel
1 cucharada de ketchup 
Pimienta negra molida
2 cucharadas de aceite de oliva, si las hacemos a la plancha
Sal
Troceamos cada cortada de panceta en tres trozos y la ponemos a cocer durante 20 minutos en el agua con el ajo, la cebolla, un poco de sal y una pizca de pimienta.
Una vez cocida apartamos y reservamos.
Mezclamos la miel con el ketchup y dos cucharadas del caldo de cocción de la panceta y ya la tenemos lista para hacerla en la barbacoa o bien en la plancha con un par de cucharadas de aceite.

Una vez hecha ya solo nos queda comer y disfrutar.
Print Friendly