Hoy os traigo otra
receta para acercarse poco a los fogones, lo mínimo, pero con un resultado muy
bueno y no demasiado calórico. Y digo esto último porque lo primero que pensé a
la hora de hacer estos libritos de berenjena fue en empanarlos y freirlos, pero
después rectifiqué para finalmente hacerlos a la plancha y creo que el
resultado mereció la pena y por supuesto quedaron unos libritos mucho más
ligeros.
La receta es tan
tan sencilla como que solo tendréis que cortar para hacer cuatro libritos (como
fue el caso) ocho rodajas de berenjena del grosor que veis en la foto y
ponerlas a la plancha con un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva.
Pasados un par de
minutos damos la vuelta a las rodajas de berejena y ponemos encima de cuatro de
las rodajas una loncha de queso y medio filete de lomo adobado previamente
pasado ligeramente por la plancha.
Tapamos con otra de
las rodajas de berenjena y ya tenemos hechos los libritos a los que daremos la
vuelta una vez para que el queso se derrita.

Acompañados de un
buen gazpacho no me digáis que no es un plato veraniego total.
Print Friendly