Aunque a mi la moda no es que me vuelva loca lo cierto es que he escuchado muchas veces a los expertos que es muy importante tener un fondo de armario de prendas de vestir básicas, y siempre pienso que vete tu a saber lo que eso quiere decir, vaya, en mi armario se volvían locos jjjj.
En cocina tengo un poco más claro lo que por lo menos en mi caso sería un básico, por ejemplo y sin más dilación la receta que hoy os presento.
Y es un básico porque es un plato ideal como entrante y que bien adornado y bien servido con una buena salsa hace las delicias de cualquier comensal, además de ser muy socorrido para cuando tienes que llevar un plato a casa de alguien para alguna cena de amigos por ejemplo, y digo esto porque este fiambre lo llevé este sábado precisamente a eso, a una cena de amigos y os aseguro que no dejaron nada de nada.
La receta se la he tomado prestada a mi amiga Oli que tiene un blog estupendo, aunque a decir verdad la he tuneado bastante pero ojo que se lo dije en persona y me dio su bendición así que todos contentos.
Espero que os guste y os lo aconsejo para hacerlo en estas fechas navideñas porque seguro que es un éxito, además de que se puede hacer el día de antes y dejarlo listo en la nevera hasta la hora de cenar o comer.
Ingredientes:
(para que os salgan dos platos como los de la foto)
Medio kilo de pechuga de pollo picada
Un cuarto de magro de cerdo picado
50 grs. de jamón serrano en taquitos
3 lonchas de bacon
1 botecito de trufas negras, las compré en Mercadona y vienen 3 en el bote
3 huevos
50 grs. de miga de pan, en mi caso fueron tres rodajas grandes de barra de pan 
Media cucharadita rasa de semillas de cilantro que machacaremos en el mortero 
Una pizca de nuez moscada molida
Pimienta negra molida
Sal
Para la salsa:
5 cucharadas colmadas de mayonesa no muy espesa, en mi caso de bote pero puede ser casera
3 cucharadas de cebolla muy picada
4 pepinillos en vinagre medianos muy picados
1 cucharadita colmada de mostaza
1 cucharada de aceite de oliva y media cucharadita rasa de azúcar si la mayonesa es de bote para quitarle un poco de acidez 
Huevo hilado y tomates cherry para decorar y comer también
Para hacer el fiambre mezclamos las carnes picadas con el jamón y las lonchas de bacon bien picadas.
Añadimos los tres huevos batidos y la miga de pan muy picada, las especias y la sal.
Por último añadimos las trufas muy picadas y también el líquido en el que vienen.
En este punto con nuestras manos muy requetelimpias mezclamos todos los ingredientes hasta que veamos que están bien integrados.
Untamos un molde alargado y alto con mantequilla y echamos la mezcla aplastando con las manos de manera que la superficie esté uniforme.
Metemos en el horno precalentado y horneamos al baño María a 180º con calor arriba y abajo durante unos 30 o 40 minutos, hasta que al pincharlo veamos que está hecho.
Sacamos del horno y esperamos que se enfríe antes de desmoldarlo, quitándole el líquido que sobre y que le quede en el molde mientras se va enfriando.
Para hacer la salsa tan solo tendréis que mezclar todos los ingredientes y dejarla tapada durante un par de horas como mínimo para que todos los sabores se integren.

Al momento de servir se corta en rodajas el fiambre, se pone la salsa en el centro y terminamos con el huevo hilado y unos tomates cherry.
Print Friendly