Hola a tod@s!!!!
¿Cómo ha ido el verano?¿y las vacaciones? Espero que lo hayáis pasado muy bien y tengáis muchas buenas anécdotas para contar y compartir con los amigos.
Nosotros no hemos parado pero en plan tranquilo como digo yo, menuda incongruencia…
El caso es que estuvimos una semana en el Algarve disfrutando de lugares tan bonitos como este 
Y después el mes se nos ha ido básicamente entre barbacoa
Y barbacoa
Pero sin lugar a dudas lo mejor del verano ha sido la nueva vida que ha llegado a la familia, mi sobrina Jimena que nos tiene locos a todos. Perdonad por la “baba” pero es inevitable 
El resto del tiempo se me ha ido básicamente en siestas, quedadas con los amigos y familiares y en descansar que eso son para mi realmente las vacaciones.
Bueno pues ahora que ya llevo una semana incorporada al trabajo y que he tenido un poco de tiempo para poner al día el blog, quiero empezar compartiendo con vosotros una receta que no es que me guste, es que me encanta.
Las berenjenas en vinagre son muy típicas de la ciudad de Almagro en Ciudad Real, quizá las más conocidas, pero en Jaén y también en algunas partes de Córdoba son super típicas y se elaboran en muchas casas durante los meses de julio y agosto mientras hay berenjenas de este tipo que son las únicas que valen para poner en vinagre.
En mi casa las conocemos como de rabo largo porque tienen un rabo bastante largo y fino y un cuerpo muy pequeño.
En verano acompañadas de una cerveza fresquita os puedo asegurar que han sido mi aperitivo bastantes días.
Así que ya sabéis si todavía encontráis berenjenas de este tipo no dudéis en hacer esta receta y así comprobaréis lo buenas que están.

Ingredientes:
(para 30 unidades)
30 berenjenas pequeñas de rabo largo del tipo para poner en vinagre 
1 cabeza de ajos y tres ajos más
1 rama de hinojo
6 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de pimentón dulce
2 cucharadas de orégano
1 cucharadita rasa de comino en grano
100 ml. de vinagre de vino blanco
Sal
En primer lugar coceremos las berenjenas y para ello les daremos un corte por la mitad a todo lo largo de la berenjena pero sin llegar al final y las pondremos a cocer cubiertas de agua con el hinojo, la cabeza de ajos entera y un poco de sal. 
Dejamos cociendo hasta que estén tiernas, unos 25 minutos.
Seguidamente las escurrimos del caldo de cocción y reservaremos unos 7 cazos de los de sopa del caldo.
Ponemos las berenjenas en una olla y las aliñamos con el orégano, el comino, el vinagre y el caldo de cocción reservado.
Sofreímos tres ajos pelados y enteros con el aceite y cuando hayan tomado color añadimos el pimentón, retirando seguidamente del fuego.
Echamos igualmente el sofrito sobre las berenjenas y ponemos la olla a hervir unos 5 minutos para que las berenjenas tomen bien el aliño. Probamos de sal y añadimos si fuera necesario.
Apartamos del fuego y dejamos que se enfríen completamente antes de comérnoslas.
Las berenjenas, si aguantan y no os las coméis antes, estarán más buenas pasado por lo menos un día.
NOTA: se me olvidaba deciros que la parte central del rabo de la berenjena es bastante hebroso y duro por lo que se le suele quitar antes de ponerlas a cocer.
Print Friendly