Pues sí, mañana empiezo las vacaciones y estoy que no estoy preparando maleta, dejando en la nevera solo lo que no caduca, pensando a ver a quien le coloco las macetas… en fin, todo lo que supone romper la rutina diaria y darse un descanso para desconectar.
Pero antes de irme de vacaciones quería dejaros estas dos recetas que hice este fin de semana pasado para una comida en casa de unos amigos y que dado que no quedo nada digo yo que les gustaron bastante.
La receta del pastel la vi en el estupendo blog menorcana y la he hecho adaptándolo un poco ya que he variado las medidas, la forma de elaboración dividiendo la masa en tres partes y finalmente utilizando aceitunas rellenas y pimientos del piquillo en vez de aceitunas sin hueso y pimientos morrones.
La receta de la crema de queso fue una idea que me surgió cuando en el cajón del fiambre de la nevera me encontré con un rulo de queso de cabra sin empezar y media tarrina de queso de untar, los uní a unos tomates secos y alguna cosilla más y el resultado me ha encantado.
El pastel

La crema de queso

Pero si como yo estáis pensando en lo poco poquísimo que queréis hacer durante las vacaciones os voy a dar otras opciones archiconocidas por todo veraneante que se precie:
En primer lugar y para abrir boca unas gambas a la plancha hechas con sal gorda 

De segundo unos pinchitos hechos como no también a la plancha, a los que aconsejo hacerle la salsa que se ve en la foto que lleva ketchup y un poco de miel y orégano en las proporciones que más os guste

Como plato fuerte o alternativo al anterior una buena paella, ¿hay algo más veraniego que una paella familiar?. La de la foto también es para 50 personas como la que ya tengo publicada en el blog pero esta sí la hice yo hace un par de semanas 

Postre: sin lugar a dudas una buena “tajá” de sandía

Y para finalizar siesta y piscina, no digáis que no os apetece…

Así que por último, y antes de poner el cartel de cerrado por vacaciones, quería desearos a los que como yo os vais ya de vacaciones que disfrutéis y lo paséis muy bien, y a los que habéis vuelto del descanso estival espero que igualmente os hayáis relajado y disfrutado todo lo posible. 
Un besazo para tod@s.
Ingredientes:
Para el pastel de pan de molde:
3 huevos cocidos
2 latas de atún
6 cucharadas colmadas de mayonesa y un poco más para decorar
50 grs. de aceitunas rellenas
3 pimientos del piquillo
100 grs. de maiz cocido
15 rebanadas de pan de molde sin corteza
Para la crema de queso:
200 grs. de queso de cabra de rulo
150 grs. de queso de untar
8 tomates secos
3 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas rasas de orégano
1 ajo
Tomate rallado
Elaboración del pastel: trituramos con la batidora el atún escurrido del aceite, los huevos y la mayonesa. Dividimos la masa en tres partes y añadimos a una las aceitunas, a otra los pimientos y a otra el maiz, triturando de nuevo cada una de ellas.
En un molde alargado tipo pudding ponemos una capa de pan de molde y cubrimos con una de las cremas. Repetimos la operación de pan y las otras dos cremas hasta terminar con una capa de pan.
Tapamos con papel film y metemos en la nevera mejor de un día para el otro.
Antes de desmoldar pasamos un cuchillo por los filos del pastel para que se desmolde mejor.
Finalmente adornamos como más nos guste.
Elaboración de la crema de queso: en primer lugar picamos los tomates secos y ponemos a hidratar con el aceite de oliva por lo menos 3 horas. 
Le quitamos al queso de cabra la película blanca harinosa exterior que no utilizaremos. Trituramos el queso de cabra junto con el queso de untar, el ajo, el orégano y los tomates junto con el aceite hasta obtener una crema fina.
Metemos la crema tapada en la nevera hasta que adquiera cuerpo y se solidifique un poco.
Servimos la crema untada en tostaditas con un poco de tomate rallado por encima (opcional).
Print Friendly, PDF & Email