Esta no era la receta que pensaba poner hoy en el blog pero es que llevo una semana de cama y sofá debido a una bronquitis y estas sopas ayudan tanto en estos casos que he decidido compartirlas con vosotr@s por si a alguien más le han venido a visitar esos bichitos incómodos que nos quieren tanto y nos hacen tener fiebre, toser, tener escalofríos, etc., etc..
Aparte de que ahora me apetezcan estas sopas porque estoy como estoy, no dejo de pensar en como cambian los gustos de las personas conforme vamos creciendo.
Cuando era pequeña mi madre hacía muchas veces para cenar pescado en blanco y recuerdo que cuando llegaba a casa de jugar en la calle (cuando todavía se podía jugar en la calle) o de alguna de las muchas actividades en que siempre estaba apuntada, pues eso, que cuando llegaba a casa y me daba el olor de la sopa de pescado los pelos me llegaban al techo. Pensaba que porqué entre los muchos platos que me gustaban mi madre tenía que hacer precisamente uno que detestaba completamente, y todo ello era refrendado por mi hermano al que tampoco le ilusionaba esta sopa.
Pero mi madre, que siempre ha tenido y tiene un super capote torero para capear a sus hijos, nos decía muuuuuuy tranquilamente que le daba exactamente igual nuestra opinión y a comer sopa tocaba. Y punto y final.
Hoy en día me encanta esta sopa que reconforta el cuerpo sobremanera así que solo me queda darle la razón a mi madre.
Y lo que es la vida, cuando me vine a vivir a Málaga descubrí que aquí es un plato tradicional y que se cocina mucho. Estaba claro, era el destino.
En cuanto a la sopa de espárragos la receta es de mi suegra que un día me la puso para comer y me encantó con tanta verdura, tan sencilla, tan fácil…
Así que venga, a los que estáis como yo y os han visitado los bichitos malos, a los que no os han visitado, a los que les encantan las sopas pero tiran demasiado de las de sobre, os animo a hacer estas sopas para que se os reconforte el cuerpo y porque además son super fáciles, cunden una barbaridad y son baratas, ¿que más se les puede pedir?.
PARA LA SOPA DE ESPÁRRAGOS
Ingredientes:
13 espárragos verdes
Medio pimiento rojo
1 pimiento verde
Media cebolla
1 patata grande
1 litro de agua o de caldo de verdura o de puchero
1 pastilla de caldo de verdura si utilizamos agua para hacer la sopa
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Troceamos en trozos muy pequeños el pimiento verde, el rojo y la cebolla y ponemos la verdura a pochar en una olla con las dos cucharadas de aceite unos 5 minutos.
Pasado ese tiempo añadimos la patata pelada y troceada y los espárragos troceados a los que habremos quitado la parte dura del tallo.
Añadimos el agua y la pastilla de caldo de verduras y dejamos cocer durante unos 20 minutos añadiendo la sal a la mitad de la cocción.
Apartamos una vez esté la verdura tierna y a comer.
PARA EL PESCADO EN BLANCO
Ingredientes:
3 filetes de merluza fresca o congelada
1 pimiento verde
1 cebolla
3 ajos
3 patatas medianas
1,5 o 2 litros de agua
Zumo de limón (opcional)
Sal
Ponemos a cocer la cebolla y el pimiento verde en trozos grandes para luego poder apartarlos si no nos los queremos comer, como es mi caso, y los ajos pelados y enteros. Dejamos cociendo unos diez minutos.
Pasado ese tiempo añadimos las patatas peladas y troceadas en trozos medianos. Añadimos la sal. Dejamos cocer y cuando estén casi tiernas añadimos el pescado que dejaremos cocer hasta que las patatas se terminen de hacer.
Servimos el caldo con las patatas, el pescado y un chorreón de zumo de limón. Si os apetece también os podéis comer la verdura con el caldo, al gusto.
Print Friendly